FR EN ES PT

Comenzar un combate

Para lanzar un combate, haz clic derecho en el objetivo (monstruo o jugador) y selecciona la opción «Lanzar un combate». Se creará una burbuja de combate y la pelea podrá comenzar.

La fase de colocación

Antes de empezar a luchar, los participantes pueden posicionarse en diferentes casillas de la burbuja de combate. Elige bien tu posición: ¡ni demasiado cerca, ni demasiado lejos! Tampoco olvides orientar tus flechas de dirección: mantén a tus enemigos de frente, ¡nunca les des la espalda!
 

El combate por turnos

El orden de los turnos

Si hay turnos, está claro que hay que organizarlos. Durante el combate, se muestra el orden de turno de cada participante mediante su retrato en el lado derecho de la pantalla. Así puedes saber cuál de tus aliados o enemigos jugará en primer lugar, y adaptar tu estrategia en consecuencia.

El indicador de velocidad

El indicador de velocidad se encuentra junto a los retratos de los luchadores. Se llena conforme pasan los turnos en función de tu iniciativa y la velocidad con la que juegues. Planifica tus acciones con anticipación para ser rápido durante tu turno y llenar el indicador de velocidad todo lo que puedas, porque, una vez lleno, te da acceso a bonus para el turno siguiente. Los bonus son los mismos para todos los luchadores, así que el primero en llegar, elige. ¡Llévate los mejores bonus antes que nadie!
 

Lanzar hechizos

Para lanzar un hechizo, solo tienes que seleccionarlo en la barra de hechizos y hacer clic en el objetivo. Los hechizos requieren un cierto coste en puntos de acción, a veces en puntos de Wakfu, y tienen un alcance y una zona de efecto definidos. Tendrás que administrar tus puntos para no encontrarte en una mala situación.

Los objetos equipables

¡No olvides ponerte un buen equipo! Una buena espada, un amuleto mágico o incluso una capa encantada marcarán la diferencia. Además, cuanto más fuerte seas, más impresionantes serán los objetos equipables que puedas llevar. ¡Si quieres estar seguro de vencer, no escatimes en equipo!

Los retos de combate

Durante los combates, tienes la posibilidad de realizar ciertos objetivos a los que llamamos retos. Para ello, puede que tengas que vencer a todos los adversarios en el cuerpo a cuerpo, o no utilizar uno de los cuatro elementos (tierra, aire, fuego, agua), etc. Si superas estos retos, recibirás una recompensa como, por ejemplo, bonus de experiencia.
 

La experiencia y el botín de combate

Al final del combate, ganas experiencia y, cuanto más elevada sea tu característica de sabiduría, más ganarás. Lo mismo ocurre con el botín al final del combate: cuanta más prospección tengas, más objetos ganarás.
 
 

K.O. y muerte 

Si, durante un combate en grupo, tu personaje pierde todos sus puntos de vida, pero quedan jugadores vivos en tu equipo, se te considerará K.O., lo que quiere decir que tu personaje estará inconsciente durante tres turnos en la zona de combate. Si tus compañeros de equipo ganan el combate antes de que acabe el tercer turno, te salvarás y ganarás XP como de costumbre. Si al final del tercer turno el combate no ha acabado, morirás.
Cuando mueres, vuelves al fénix, una especie de tótem al que puedes enlazar tu personaje. Existen varios en el mundo, repartidos en todos los territorios. Cuando mueres, puedes elegir reencarnarte junto al último fénix al que te enlazaste.