FR EN ES PT

Los zancos, usados antes para observar el ganado y no meter la pata, vuelven esta temporada para celebrar carreras desenfrenadas. ¿Lo dudas? Pues no vengas llorando cuando huyas del enemigo y él te atrape en cuestión de segundos con sus zancos. Porque él habrá aprovechado esta venta flash…

Según se cree, los zancos se inventaron en Pandalucía. Los usaban sobre todo los pastores, que, encaramados en sus altos palos de madera, vigilaban a sus jalatós hasta donde alcanza la vista. Además, con ellos evitaban caminar por el barro y meterse en los charcos de los pantanos, que están llenos de sanguijuelas. Los zancos se convirtieron en un instrumento ideal para desplazarse rápidamente por los terrenos difíciles, pero, al poco tiempo, algunos pastores siguieron usándolos fuera de su horario de trabajo.

Por ejemplo, recuerdo que mi abuelito Zancarías se pasaba el día subido a sus zancos. ¡Solo así estaba feliz! Bueno, que me voy del tema…

El acondicionamiento del terreno hizo que se usaran menos. Pero, en las fiestas de los pueblos, los sacaban a veces para hacer el garrulo. Algunos hasta hacían carreras entre ellos. ¡Aquello se convirtió en todo un deporte nacional en Pandalucía!

Hoy tienes la oportunidad de descubrir esta práctica tan desconocida que hace feliz a cualquiera sin que sepamos explicar por qué…

La Carrera con zancos está en la tienda hasta el miércoles 4 de marzo.

¡NO TE LO PIERDAS!