Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN ES PT

¡La vuelta a las clases también llega a WAKFU! Con algo de retraso, es cierto, porque los uginaks pronto harán su aparición en el juego y, a petición de la mayoría, se reformará la clase anutrof.

Lo previsto para los uginaks

 

Los uginaks se anunciaron en DOFUS a comienzos de año. Como ya sabes de sobra, esta clase llegará a WAKFU a finales de 2017. ¡Ya era hora! [Exited] nos cuenta todo en exclusiva…


Vuelta a los orígenes
Para esta nueva clase, nos hemos basado en mecánicas conocidas, simples y eficaces: es una vuelta a los orígenes. Entre las novedades que encontraremos, la más importante es un recurso específico de la clase uginak: la rabia.


La rabia de Uginak
El uginak producirá rabia cada vez que lance un hechizo o mediante sus hechizos pasivos.
Cuando alcance un nivel determinado de rabia, tendrá la posibilidad de consumirla para transformarse. Al hacerlo, dispondrá de habilidades exclusivas de esta nueva característica: sus daños y su movilidad aumentarán a expensas de su resistencia.
Cuando se transforme, no podrá producir rabia. Se trata de un ciclo que el uginak y sus rivales tendrán que tener presente.
Móvil y resistente, podrá pasearse por medio de la melé y aprovechar su ciclo de transformación para causar más daños y acumular capital de supervivencia para los próximos turnos.


Un arsenal eficaz
El uginak contará con poderosas habilidades de control y monobjetivo.
Aunque el alcance de sus hechizos sea limitado, gracias a una serie de adaptaciones a nivel de mazo y de equipo, será posible conseguir un personaje muy móvil que podrá acercarse con facilidad a su objetivo o impedir que este huya.
No te servirá de nada correr de un uginak: ¡antes o después terminará atrapándote! Aprovecha su ciclo para contrarrestar su poder ofensivo y atacar cuando sea vulnerable.


¿Un offtank clásico?
A diferencia de la mayoría de sus compañeros, el uginak contará con varias mecánicas que le permitirán permanecer con un nivel de PdV bajo sin temer una muerte inminente.
Para ello, dispondrá de excelentes capacidades de robo de vida y de generación de armadura con las que podrá exponerse a los ataques si administra correctamente la rabia.
De esta forma, el uginak aprovechará de manera muy efectiva la anticipación, el dominio berserker y un nivel de PdV alto.


Su mejor amigo
No podíamos dejar que el uginak se enfrentara solo a los peligros del Mundo de los Doce. Podrá recurrir a la ayuda de un amigo de cuatro patas que invocará en los combates. Aunque este compañero no aumente de manera directa su potencial ofensivo, concederá un bonus al equipo, producirá rabia y estará dispuesto a dar la vida por su amo.
 

Lo previsto para los anutrofs

En el pasado mes de febrero, propusimos un sondeo a la comunidad WAKFU: «¿Qué clase pensáis que necesita unos retoques?».

Aunque el equipo de game design ya empieza a chochear un poco, se acordó de que buena parte de los jugadores notaba que al anutrof le hacía falta una pequeña mejora. [Siu] no es veterano, pero se puso manos a la obra para trabajar en la renovación de nuestros abueletes preferidos.
 

Las mecánicas y los hechizos elementales

 

Las mecánicas del anutrof presentaban algunas deficiencias. Tener que permanecer sobre un filón para maximizar los daños le restaba movilidad sobre el terreno.

Además, la mecánica de «Pobretón» y de las bolsas estaba demasiado presente en el gameplay. Esto hacía que el anutrof perdiera irremediablemente parte de su arsenal de combate cuando no se pudiera aplicar este estado o cuando las bolsas se hubieran consumido.

Sin mecánica de burst renovable, más se alargaba el combate y más eficaces se volvían sus aliados, de manera que el anutrof terminaba por perder toda su utilidad en un enfrentamiento.

Por tanto, hemos modificado por completo esta clase. A partir de ahora, el poder del anutrof se basará en diferentes ciclos de gameplay. Generar un filón, cambiarlo, desplazarlo, consumirlo…; todo ello mejorará el «capital» del anutrof. Cuando tenga riquezas suficientes (filones, puntos de Wakfu, prospección), podrá utilizarlas para causar más daños o para aplicar malus a sus adversarios.

 

Habrá varios ciclos de juego:

  1. El primero, una forma de juego a corto plazo basada en dilapidar todas las riquezas en cuanto se consigan.
  2. El segundo, basado en la renovación, asegurará daños y buffs/debuffs constantes.
  3. Con el tercero y último, se preparará el terreno durante varios turnos… para la gran traca final.

¿Quieres más detalles? ¡Descúbrelo todo en el servidor beta!

 

El perforatroz, un amigo inseparable

 

«¡Vamos, Tobby, tráeme las bolsas!». ¡Eso se acabó! El perforatroz se convertirá en un excelente recuperador de los filones gracias a sus capacidades de creación, movimiento y destrucción, que se adaptarán perfectamente a los ciclos del anutrof.

Por último, se podrán utilizar todos los hechizos elementales en modo perfórserker. ¡Ya nadie se pondrá celoso de la rama de tierra!

 

¿Y las bolsas?

 

«Pobretón» se aplicará con el activo Siega. Durará un turno, y cuando el portador de este estado muera, generará bolsas que se podrán recoger. Cuando se recoja una de ellas, todo el equipo ganará un bonus de prospección temporal. ¡Qué práctico!

En cuanto a las bolsas grandes, aparecerán cuando un jefe con «Pobretón» muera. Cuando se recoja una de ellas, un aliado del equipo elegido al azar ganará un objeto al final del combate. ¡Lo más importante es el espíritu de equipo!

Categoría: Game design