Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN ES PT
Es hora de enfrentarse a Ogrest, última entrega de la epopeya iniciada a principios de año con el primer capítulo del Monte Zinit. Y nada ni nadie te habrá advertido lo bastante —¿Ni siquiera Otomai?— de lo que te espera yendo a pegar a su puerta.

Los jugadores más veteranos se acordarán aún, seguramente, de sus primeros pasos en el Monte Zinit, donde Ogrest, de un buen sopapo, los mandaba hasta Astrub. Ellos quizás se hacen una remota idea de lo que les espera, pero, en cualquier caso, nuevos y antiguos jugadores podrán acudir a refrescar su memoria a su manera.

[3xited] y [Siu] se vuelcan, con gran impaciencia, para darte un aperitivo de lo que te espera en la cima, ¡pero sin darte tampoco demasiados detalles sobre las mecánicas del combate!

I/ El combate

El Krosmoz está en peligro: ya nada puede detener la subida de las aguas, que se tragan poco a poco el Mundo de los Doce. ¡Cada vez es más urgente detener el Caos de Ogrest antes de que desaparezca todo!

Mientras Ogrest no esté calmado, su Caos se seguirá desatando y tendrá un fuerte impacto visual en el mundo, recordando a todos que, en el Monte Zinit, se está librando un terrible combate por la supervivencia. Este combate tendrá repercusiones hasta en las naciones, agitando los árboles de los verdes bosques de Bonta y haciendo vibrar las paredes de las minas de Brakmar, por bien enterradas que estén...
 

A/ Un sistema de jefe supremo clásico, pero no demasiado

En muchos aspectos, el combate contra Ogrest puede compararse al de un jefe supremo clásico: puedes adentrarte en su guarida y tratar de enfrentarte a él tres veces a la semana. Obtendrás fichas como botín y como logro que podrás gastar en el crupier, etc.

En lo que Ogrest se diferencia de los otros jefes supremos es en el desarrollo del combate. Para tranquilizar a Ogrest, tendrás que sobrevivir al combate 20 turnos y tratar de causarle a Ogrest el máximo de daño posible. Esta puntuación de daños determinará tu éxito o tu fracaso frente a Ogrest, así como las recompensas que conseguirás.  

Si bien la supervivencia tendrá que ser tu prioridad, solo asumiendo grandes riesgos podrás infligirle a Ogrest daños considerables... En otras palabras: tendrás que mostrar un toque de locura, ¡hasta en tus estrategias más eficaces!
 

B/ Periodicidad

En cuanto los puntos acumulados de los 100 mejores jugadores del servidor alcancen los 25 millones, el Caos cesará hasta el final del mes. Se podrá seguir luchando contra Ogrest «con normalidad». Así, podrás mejorar tu puntuación y seguir intentando conseguir recompensas personales.

En suma, podrás elegir entre cooperar y compartir la información para lograr calmar a Ogrest o conservar dicha información como oro en paño para mantenerte a la cabeza de la clasificación. ¡Todo depende de ti!
 

C/ Comunicación

Para acompañarte en el combate, una ventana te indicará permanentemente tu resultado de daños, así como la fase en la que te encuentras. Puedes hacer clic sobre ella para que desaparezca hasta el turno del personaje siguiente.

Comunicación

Al final de cada «victoria», se guarda una puntuación para cada jugador. Esta equivale a los daños totales que su equipo ha causado a Ogrest durante el combate. Este resultado se guarda en la página Ogrest de la ventana de las mazmorras.

Este «ladder Ogrest» funciona como los demás ladders de mazmorras: solo el mejor resultado de un personaje se guarda en el ladder si este ha repetido el combate varias veces, con uno o varios equipos.

Además del ladder clásico, la barra de progresión (la «barra de lloro de Ogrest») indica a todos los jugadores por dónde va el servidor en el objetivo global.
 

II/ Las recompensas

Vayamos a la cuestión que todos esperaban: ¡las recompensas!

Te lo comentábamos más arriba, cada equipo poseerá un resultado equivalente a la suma de daños infligidos a Ogrest, repartido equitativamente entre los 6 jugadores del equipo. Tu puntuación tendrá dos repercusiones: una consecuencia personal y una consecuencia colectiva.
 

A/ Recompensas individuales

Las recompensas individuales se consiguen al final del combate si logras aguantar los 20 turnos.

Hay que alcanzar un resultado mínimo de 1 millón para conseguir las primeras recompensas, entre las cuales están las fichas. Otras podrán conseguirse únicamente a partir de franjas más altas. Por otra parte, cuanto mayor es la puntuación de daños, más posibilidades tienes de conseguir recompensas.

Decoraciones de un tipo nuevo, armas divinas, armaduras legendarias... Algunas recompensas superan con creces tus sueños más alocados. No eres el primero en tratar de luchar contra Ogrest, ¡y tus antecesores no se han dejado solo la piel!
 

> 1 000 000
> 1 500 000
> 2 000 000
> 2 500 000

B/ Recompensas comunitarias

Cuando la puntuación acumulada de los 100 mejores personajes rellena completamente la barra de progresión, Ogrest está debilitado y vuelve la calma al Mundo de los Doce... ¡hasta finales de mes! Pero, durante ese período, pueden recogerse lágrimas de Ogrest residuales de diferentes formas, en todas las zonas del juego, ¡y todos los jugadores pueden hacerlo! En nuevos retos en combate, en botín clásico en todos los monstruos del juego, también podrán encontrarse en un número considerable en las mazmorras que realices en su nivel, y todavía más en los niveles de dificultad más altos de Stasis.

Estas lágrimas de Ogrest servirán para varias cosas:
 

Mejorar los equipables de Ogrest


Los equipables de Ogrest podrán mejorarse en tercio legendario de forma clásica: estas lágrimas lo único que hacen es sustituir los recursos de jefe en las recetas.
 

Fabricar objetos de recuerdo


Los objetos de recuerdo son objetos de nivel 200 y de una rareza especial. Tienen las características de un objeto de nivel 200 legendario, pero son más exóticos, a semejanza de algunos objetos equipables de la isla de Moon (las chanclaseras, por ejemplo). Para confeccionarlos, necesitarás objetos y recursos procedentes de franjas de nivel inferiores. Todos hemos tenido nuestro objetillo fetiche que luego hemos dejado en el olvido con el paso de los nuevos contenidos... Aunque no del todo. ¡Quizás lo vuelvas a encontrar en esta gama de nuevos objetos de recuerdo!

Características exóticas que irán de la mano del nuevo modo de optimización que sigue.
 

Mejorar tus objetos épicos y reliquias


Mediante las lágrimas, tus objetos épicos y tus reliquias de todos los niveles podrán mejorarse, siempre a través de la artesanía. Esta mejora no modifica su nivel, ni sus características, pero añade un espacio de runa especial.

En los cofres de final de temporada de ladder de mazmorras podrán conseguirse nuevas runas. Estas runas solo tienen un nivel y pueden aplicarse a épicos y reliquias de todos los niveles: las runas épicas, en los compartimentos épicos, y las runas de reliquia, en los compartimentos de reliquia.

Algunas permitirán una especialización más marcada de tu personaje, mientras que otras reforzarán gameplays ya existentes, o crearán otros nuevos...
Para terminar, aquí tienes algunos ejemplos de runas épicas y de reliquia, ¡pero preferimos dejarte descubrir las demás en el juego!
 

Runa épica de desenlace

Convierte un 50 % del dominio crítico del jugador en dominio elemental.
 

Runa épica de constancia

10 % de golpe crítico si el portador tiene 40 % de anticipación o más en el inicio del combate.
 

Runa de reliquia de alternancia

Si el portador solo ha utilizado un elemento durante su turno, gana un 15 % de dominio elemental en sus demás elementos en el turno siguiente.

Categoría: Game design