Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN ES PT
La aventura principal de WAKFU continúa con la llegada del quinto y último capítulo de la misión de las Naciones. Este final épico nos lleva a Sufokia para explorar sus profundidades olvidadas... ¡Descubre en este devblog más información sobre esta misión, que llegará con la actualización 1.50!
 
“[...] Cegada por la tristeza y la ira, la criatura no se daba cuenta de que estaba aprisionada en una jaula invisible cuyo único propósito era impedirle recorrer el mundo para devastarlo.
Sus lágrimas mágicas eran las únicas que escapaban libres a través de los barrotes invisibles erigidos por los dioses [...]”
Extraído de “El cantar de Ogrest, volumen 6”
 
“[...] Y los dragones —criaturas tan antiguas como poderosas, si no más que los propios dioses— no se veían confinados por los vínculos que sí limitan a las criaturas terrestres. Ninguna jaula, docera o divina, podía encerrarlos o impedirles el paso[...]”
Extraído de “Dragones y dioses”
 
“[...] y a pesar de sus esfuerzos por impedir el poder cada vez más destructivo del joven ogro, los dioses se vieron impotentes frente a la ferocidad de aquel considerado como titán invencible: Ogrest. Los dioses, incapaces de vencer a la criatura descontrolada, trazaron un plan para mitigar los daños. Fue en ese momento cataclísmico cuando se creó la orden de los Guardianes de Osamodas.

Estos eran responsables de proteger un artefacto divino concebido por el mismísimo Osamodas, destinado a ayudar al héroe que fuese capaz de vencer. Dicho artefacto no era un atributo de poder en sí mismo, pero permitía desatar un poder capaz de abrir las puertas de ciertas barreras divinas colocadas en el monte de los dragones para contener a la criatura.
La familia de guardianes, originaria de las playas sufokeñas, emigró muy lejos y se adentró en las tierras, hacia el norte, y se dice que se establecieron en Amakna. Y allí, de una generación a otra, los miembros de la familia se fueron pasando el artefacto, llave divina de un poder sepultado y olvidado.[...]”

Extraído de “Leyendas olvidadas y artefactos antiguos, Tomo III”
 
 

La misión de las naciones - Capítulo 5 (final)

Habitantes del Mundo de los Doce, aventureros valientes y aventureras audaces, héroes aguerridos y heroínas valerosas, ha llegado la hora de concluir vuestro periplo a través de las cuatro naciones con la apertura del templo sumergido de Oktapodas bajo el mar de Sufokia gracias a los tres orichalcum ya en vuestra posesión.

Lo que encontraréis en él debería poder ayudaros a avanzar en vuestra exploración y ascensión del monte Zinit, y aunque casi hayáis llegado al final, la espera se os hace más larga que nunca.
No sois los únicos que pataleáis de impaciencia. Son muchos los que desean descubrir, si no apoderarse, de los misterios y tesoros contenidos en las galerías del templo, que parece hundirse en las profundidades abismales del océano.

Claro que también están los arqueólogos que os han seguido durante vuestras aventuras por las naciones:
  • La bella y discreta Laura Craft, representante de los eruditos de Amakna, tan voluptuosa como inteligente.
  • El a veces demasiado serio Jenry Hones Júnior, representante de Bonta que, siguiendo los pasos de su padre, busca desempolvar los secretos de lo ocurrido antes del Caos de Ogrest para que lo disfrute el mayor número de personas
  • El pérfido pero astuto Renemil Lebbocq, personaje instruido de Brakmar, enemigo directo de Jenry, que considera que cada descubrimiento puede ser una fuente de ingresos
  • El tímido e intelectual Milo Tchatch, el arqueólogo más joven de Sufokia, pero no el menos instruido, que dirige las investigaciones y la cooperación internacional relacionadas con el templo sumergido.
  • La hábil y arisca Amelia Sincorazón, erudita al servicio de los Riktus, tan silenciosa como mortal.
Pero no son los únicos con un interés en el templo y en lo que este contiene: el Clan de los Pies, rama del Culto de Ogrest dirigido por el misterioso Gankr, no dejará de interponerse entre vosotros y el objeto de vuestra misión. Ya sea mediante olas de esbirros a su sueldo, o enviando al dúo —o debería decir, al trío— del Team Croqueta, el Culto de Ogrest está decidido a adelantarse a la jugada y descubrir primero el secreto del templo sumergido. ¿Guardan alguna relación con las galerías que penetran el Monte Zinit? No cabe duda. Pero, ¿qué gana el Culto de Ogrest ascendiendo el monte de los Dragones?
 
Por último, está Michelena Curvopesuño, más conocida como Mimí, la Maravillosa, la carismática y torpe osamodas que por azar o por caprichos del destino, aunque nunca haya mostrado interés alguno por el templo, se empeña en cruzarse en vuestro camino. ¿Y qué hay de su ocarina, que parece interesar tanto al Team Croqueta, para que todo esto no suene a coincidencia?
 
Las respuestas a algunas de estas preguntas las descubriréis a medida que progreséis por este último capítulo... pero quizá no todas.
 
El capítulo 5 de la misión de las naciones es un contenido que incluye:
  • Una misión de nivel 45 o más en 4 partes que prosigue el capítulo 4 de la misión de las naciones (requisito obligatorio)
  • Una visita a la arenosa Sufokia y a su templo sumergido de Oktapodas rebosante de sorpresas
  • Una épica mazmorra aventura
  • Un nuevo set de 9 piezas : el set de héroe tenaz
  • Decoraciones de merkasako, títulos y un montón de recompensas para desbloquear o comprar en el crupier de la mazmorra
  • Y, claro está, un nuevo artefacto que os abrirá nuevos horizontes durante vuestra exploración del Mundo de los Doce
  • ¡Sin olvidar algunas sorpresas y giros inesperados!
Acudid a la Ribera Steamulante en Sufokia para partir en busca de aventuras con el estreno de la actualización 1.50.
 
Y para concluir esta aventura, os ofreceremos muy pronto un devblog en vídeo en compañía de [Kme] y [RyF].
 
 
Categoría: Game design