Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN ES PT
La aventura principal de WAKFU MMO vuelve con el cuarto capítulo de la misión de las naciones. Quizá ya lo hayas entendido: el programa incluye una visita en profundidad a las entrañas de Brakmar.

«—¡Ah, Brakmar! Su aroma de azufre, sus infames callejuelas y sus peligrosos pasadizos. Su fauna urbana, de lo más colorida y de lo más incisiva... ¡La nación en la que la tasa de natalidad coincide con la tasa de criminalidad!

Tantos recuerdos maravillosos de juventud...

Sin duda eres de Brakmar si vienes a este tugurio, y aun así apuesto a que no conoces mi Brakmar tanto como yo, aunque entonces yo no era más que el joven Renemil. Hoy todo parece idéntico en la superficie, pero la realidad que oculta esa magnífica capa de corrupción y de violencia es muy distinta. Los complots se externalizan, la política se impone y las leyes se multiplican... ¡Te lo dice Lebbocq! ¿Qué ha sido de la pura tradición brakmariana?
Ya estoy divagando.

He venido para reflexionar acerca de otro problema. Sí, he cometido un error. ¡Pero fue de mala fe, y solo con el objetivo de sacar beneficio para mí! ¿Cómo podía saber yo lo que era esa pequeña bola de metal? ¡Un coleccionista estaba listo para pagar el precio completo encantado! Le subo el precio y lo hago pasar por caja. De eso trata la arqueología al fin y al cabo, ¿verdad? De llevarles fragmentos del pasado a aquellos que los quieren, y a buen precio, desde luego. En todo caso, así es como hacemos las cosas en Brakmar.

Sí, y eso fue lo que hice. No se le puede decir que no a una enorme bolsa de kamas, sobre todo si es a cambio de un vulgar trozo de metal antiguo sin identificar y sin función conocida o aparente... Además, en aquella época me hacían falta esos kamas.

Por lo tanto, lo que me convenció definitivamente aquel día de proceder a la transacción fue la estatura de mi cliente, y no solo la de su monedero. Cuando uno se encuentra cara a cara con esa clase de personas, uno se empequeñece, elige las palabras, ajusta sus tarifas.

Porque el cliente no era otro que el famoso e imponente Borja Margado de la Vidalcuadras*.
Sí, el magnate de la industria brakmariana.

Sí, el fundador y director de la fábrica Sidimotianos y Cía.

Sí, el genio ingeniero que participó en la concepción y la creación del ferrocarril de nuestra negra ciudad.

Sí, el hombre que se ocupó personal y económicamente de la reconstrucción de nuestra gran Brakmar.

Sí, el héroe de guerra que combatió en la depuración de las Landas de Sidimote para expulsar a los uginaks rebeldes y evitar la invasión de las lavalarvas.

Un uginak excepcional... un auténtico brakmariano. Un hombre de peso con contactos en las altas esferas. ¡Por mi bolsa repleta! ¡Si tiene hasta su propia milicia!

No será fácil recuperar nuestro orichalcum, te lo aseguro... y no puedo quedar mal ante Jenry Hones Júnior. ¡Eso sí que no!

Pero vuelvo a divagar...

Hablemos de ti... ¿A qué has venido a esta taberna? ¿Que eres... la camarera...? ¡LA CAMARERA!

Pero ¡¿qué...?! Tomaré una leche de bambú, una reserva del Trul Matutino, bien tiesa.
¿Qué? ¡No te quedes ahí con la boca abierta como un pez alfombra! ¡Venga, rapidito! ¡Ah! ¡Y espero una buena rebaja en la cuenta por todo el tiempo que he perdido hablándote y secándome la boca! No esperes que te deje propina...»

 

 
Borja Margado de la Vidalcuadras en tiempo de su victoria contra la Rebelión de Sidimote.

La misión de las naciones - Capítulo 4

 
La aventura principal de WAKFU MMO vuelve con el cuarto capítulo de la misión de las naciones. Quizá ya lo hayas entendido: el programa incluye una visita en profundidad a las entrañas de Brakmar. No se te privará de nada: mentiras, cardenales, golpes bajos, corrupción, callejones oscuros sobre un cráter... Tendrás que mezclarte con las masas y a veces dar codazos para conseguir lo que quieres de ese misterioso e impresionante empresario.
 
Por suerte para ti, tendrás a Renemil Lebbocq para guiarte por ese antro de vicio que son los bajos fondos que llevan a la fábrica de Borja Margado de la Vidalcuadras. Pero ¿de verdad puede ser tan fácil tu misión? Encontrar a un patrón en su fábrica y hacerle la propuesta de quitarle un objeto que compró hace varios años...
 
Es poco probable, y tu instinto de aventurero parece indicarte que una sombra mucho mayor se cierne sobre Brakmar... ¿Y si ese imponente personaje que es Borja Margado de la Vidalcuadras no fuera el mayor de tus problemas?
 
Es tu tarea desvelar este misterio y cruzar los dedos para que no se trate de nada muy grave. Pero ¡cuidado! En Brakmar, todo es posible... No olvides que se supone que esta ciudad fue fundada por demonios y que está protegida por uno de los fab'huritus más famosos: Djaul, protector del mes de desiembro. Y, aunque ya no haya casi ningún fab'huritu en libertad en el Mundo de los Doce, esta ciudad será siempre el refugio de los seres más viles...

El capítulo 4 de la misión de las naciones es un contenido que incluye:

  • una misión de nivel 35 o más en 3 partes que prosigue el capítulo 3 de la misión de las naciones (requisito obligatorio)
  • una visita a un barrio como otro cualquiera de Brakmar (¡es decir, infame, por supuesto!)
  • nuevos y pintorescos personajes brakmarianos de pura cepa
  • una majestuosa mazmorra aventura
  • un nuevo set de 9 piezas de héroe: el set de héroe curtido
  • decoraciones de merkasako, títulos y un montón de recompensas para desbloquear o comprar en el crupier de la mazmorra
  • y, desde luego, ¡el tercer y último orichalcum, que te abrirá las puertas del capítulo final en una próxima actualización!

Nos vemos en las Landas de Sidimote para correr aventuras de nuevo desde el lanzamiento de la actualización 1.48, «Nuevos tiempos para Astrub».
 
*La traducción de este nombre todavía no es definitiva.

Categoría: Background