FR EN ES PT

  El devblog de hoy trata sobre una mejora del juego que todos llevábamos esperando desde hace mucho: ¡el cambio de nación!

Con este artículo vamos a presentaros esta funcionalidad, que pronto será implementada, y así ver vuestra reacción para modificar la funcionalidad (si fuera necesario), conservando la dirección global que el equipo ha fijado.
 

Esto… ¿Migración?

 
Cambiar de nación para unirse a un amigo, para acceder a monstruos o bonus exclusivos (sin la molestia de una eventual guerra…) o simplemente para repoblar Sufokia. Esta es una mejora que nos parecía ya no importante sino casi obligatoria para WAKFU.
Por eso hemos pensado proponer una misión que los personajes puedan repetir para cambiar de nación cuanto necesiten. La misión en cuestión estará disponible a partir del nivel 30 de manos de los embajadores de las naciones en Astrub (¿Cómo que quienes son los embajadores? ¡¡Son esos guardas que te piden el pasaporte!!)
Como muestra de tu nueva fidelidad (y para hacer la vista gorda sobre tu pasaporte falso), el embajador de la nación a la que quieras unirte te pedirá que pagues una determinada cantidad de kamas de impuesto, pero que no se emocione ningún gobernador: los bolsillos del embajador deben estar llenos de agujeros porque ni uno solo de esos kamas terminan nunca en las arcas del estado… La cantidad a pagar no ha sido establecida definitivamente pero en principio estamos barajando la suma de 25.000 kamas.
Una vez hallas pagado el impuesto (¿quién ha dicho «soborno»?) cambiarás inmediatamente de nación, y tus puntos de ciudadanía serán reseteados. Así podrás empezar una nueva vida política, libre del peso de tu pasado de delincuente (si tal era tu pasado).
 
 

¿¿Podré Repetirla??

 
No, no puedes estar preguntando esto… venga, ¡dime que sí has leído la parte de arriba donde dice que la misión de cambio de nación podrá ser realizada repetidas veces!
Es decir, que podrás cambiar la nación de tus personajes todas las veces que quieras siempre que dispongas de los fondos necesarios para el sobor… ¡¡el impuesto!! Eso sí, cambiar de nación es un acto de traición hacia tu patria de origen, ¡y esta no se va a callar tal fechoría! Como volver a confiar en un traidor no es cosa fácil, tendrás que esperar un tiempo antes de volver a repetir la misión; esta limitación temporal ha sido fijada en 30 días, pasados los cuales podrás volver a realizar la misión.
Este límite también nos permitirá controlar el flujo de migraciones entre las naciones, que podría resultar en un impacto excesivamente negativo en el juego.
 

También un servicio en La Boutique

 
Para los jugadores que prefieran conservar a buen recaudo sus preciados kamas, al mismo tiempo que activemos esta misión también pondremos en venta en La Boutique unos nuevos pergaminos de nacionalidad con los que adaptar la nacionalidad elegida. El precio de venta de estos pergaminos aún no ha sido determinado.
 
Espero que estés tan deseosos de ver llegar esta novedad como lo estoy yo mismo. He de reconocer que tengo un personaje en Bonta que se ha ganado unas vacaciones de sol y playa… ¡y pischis!
Categoría: Game design