FR EN ES PT
Explorar los foros 
Rastreadores de Ankama

La verdadera Brakmar.

Por EliasEzequiel#1075 - MEMBER (+) - 14 de Agosto de 2021 18:31:52

Un joven Ocra deambulaba por las oscuras calles de Brakmar... Cada paso se sentía como si llevara pesas en los tobillos, quien sabe por qué. Quizás sea por el hambre, ya que llevaba días sin comer, o quizás por el calor agobiante de los ríos de lava que corrían bajo las alcantarillas de aquella infernal nación.

Aquel pobre muchacho sin duda se estaba arrepintiendo de su decisión. Confiado en lo que muchos otros guerreros le habían mencionado, creyó por un segundo que su lugar estaba con los despiadados habitantes de Brakmar. Qué equivocado que estaba…

La realidad es que en Brakmar solo prevalecen los fuertes. Si no puedes alzarte por encima de los demás, no tienes valor para el resto. Si quieres riquezas, debes ganártelas sin importar el modo, sin importar a quien debas lastimar para lograrlo. Pero siendo apenas un novato, no había podido si quiera conseguir comida u hospedaje.

En Brakmar solo prevalecen los fuertes. O por lo menos eso es lo que pensaba...

Estuvo a punto de perder el conocimiento y desplomarse en la calurosa calle de adoquines negros, cuando un extraño encapuchado lo sostuvo. Sin decir una sola palabra, el viejo lo ayudó a seguir caminando.

- ¿Qué haces? ¿Por qué me ayudas? - dijo el joven con la poca fuerza que tenía.

El desconocido dudó por un segundo, hasta que decidió responderle.

- Guawda tu aliento muchacho, te has esfowzado demasiado.

De repente el ocra recobro el sentido por la sorpresa. ¿Por qué hablaba así? Había oído las historias sobre un Feca que hablaba como wabbit, pero habían pasado ya muchísimos años desde su retirada. ¿Sería posible?

Entre tanto pensamiento, no había visto al par de yopukas que tenían en frente. Como cualquier brakmariano, había encontrado en el jovencito una oportunidad para saquear algo de valor.

- ¿Pero qué es esto? - se preguntó uno de los dos - ¿Un brakmariano ayudando al débil? ¿Qué clase de broma es ésta? ¡Ja ja ja!

Pero cuando el otro yopuka intento acercarse a ellos, un glifo inmenso apareció frente a él.

Un glifo... el joven poco a poco empezaba a confirmar sus sospechas, sobre todo cuando los ojos rojos del encapuchado se clavaron en los del yopuka, con intención de responder a cualquier agresión.

- Da un solo paso más, y estas muewto. - Dijo el extraño.

Un escalofrió gigante recorrió la espalda de los dos brutos. - Maldición, este es uno de los grandes. - le susurró a su compañero, retrocediendo hasta desaparecer entre los callejones.

Al joven ya no le quedaba duda alguna, y todas las preguntas en su mente se redujeron a una en ese momento.

- ¿Por qué señor Tokki? ¿Por qué me ayuda?

El Feca ayudó al joven a sentarse en el suelo y, con una pequeña sonrisa, le dió unas zanahowias para que comiera.

- Esa pwegunta no es tan difícil de wesponder, joven Ocwa. - le dijo mientras se sentaba a su lado.

- ¿Qué es Bwakmar? - le preguntó al chico. - ¿Qué te han dicho que es?

- Pues... la Nación del fuego, la Nación de los fuertes.

- ¿Y qué es el fuego? ¿Con qué asocias al fuego?

- Umm... ¿Con la destrucción? ¿La ira? ¿El poder? - el Ocra solo podía recordar todo lo que le decían sus viejos colegas.

- He he he... Sí, es vewdad. - dijo Tokki, mientras levantaba sus manos. El Ocra se quedó pálido al ver las inmensas llamas que se generaban alrededor de los dos.

- El fuego es podew, sí. Es destwucción, es caos. Así se ha visto hace muuucho tiempo…

El joven había perdido toda esperanza, sin saber lo que vendría después...

- Peeeewo, esa no es la única fowma de vewlo. - de repente, al bajar los brazos, todas las llamas se redujeron a una pequeña hoguera entre las manos del Feca.

- El fuego no tiene pow qué sew solo destwucción. También puede sew calidez... puede sew vida... puede sew aquello que te confowta en tiempos difíciles... como la calidez que puedes sentiw cuando alguien es bueno contigo, o el calow en el alma cuando te abwazan... eso también se puede asociaw al fuego.

Los ojos del joven brillaron por un segundo. ¿Cómo puede ser? ¿No se supone que los brakmarianos son malvados por naturaleza?

- He he... seguwo has caído en la histowia de que todos aquí son malas pewsonas, ¿no? - El viejo wabbit parecía leerle la mente.

- Nah... Una nación no detewmina que tan bueno o malo puedes sew... estos ojos de awelito ya han visto muchas cosas... He visto bwakmawianos incweiblemente bondadosos, así como he visto bontawianos más cwueles que el mismísimo Rushu...

Mientras decía esto, acercó la llama al pecho del Ocra, justo en su corazón.

- Una nación nunca va a definiw cómo debes sew, sino lo que tienes aquí.

No tenía palabras para describir eso... Un millón de dudas habían surgido en su mente. Y mientras pensaba en todo eso, el Feca le dio una pequeña bolsa con kamas y se levantó.

- Ah si... Nadie sabe que estoy aquí, y quisiewa que siguiera siendo así. Mi familia me espewa así que seguiwé mi camino.

Y los ojos rojos se enlazaron con los suyos, pero esta vez no como amenaza, sino como un gesto de cariño. - Jamás olvides esto. Esto es la vewdadewa Bwakmaw. - le susurro el anciano, y se marchó.

 

3 -3
Responder a este tema