FR EN ES PT
Explorar los foros 
Rastreadores de Ankama

[NAR] Aventuras de un Steamer algo oxidado I

Por Ivanieff - MEMBER (+) - 28 de Noviembre de 2020 16:55:49

 

Las deudas y el viaje a Amakna


Era de mañana, la luz entraba oblicua por la ventana de la taberna de Astrub, sonaron mis alarmas, mire el techo pensando si los crujidores tenían sentimientos. Quizá no lo tenían, eso es lo que pensaba, me incorporé rápidamente y me dirigí hacia el mercado para comprobar si había vendido algunos deliciosos pan de farle, tenía que pagar unas deudas de juego contra un zurcarák embustero.

Había vendido la mitad, lo suficiente para saldar la mayor parte de mi deuda... ¿pero, y los crujidores? Diablos, que espere ese tramposo, primero tengo que investigar. Guardé con recelo mis pocas kamas en el pliegue de mi poderosa capa, cortesía de los discípulos de Otomai.

Tomar el zaap era una opción poco viable, no podía arriesgar que me vieran "escapando". Opté por ir en barco y me dirigí al puerto... La verdad que la ciudad de Astrub me agradaba más ahora, se hablaban varios idiomas cuando antes era uno solo, como si hubiese llegado la época de turismo, pero de manera permanente. Entre gritos de jefes de gremios, vendedores de trajes y reliquias, me escabullí, dejando el sonoro ruido del centro de Astrub a mis espaldas.

El puerto no ha cambiado mucho, casi desierto se encontraba, y con razón, desde que viajar en zaap se convirtió en un bien público y gratuito, además de ser más rápido y eficiente, no había motivos para no tomarlo. Aunque el mar es el mar (o la mar, como dice cierto escritor, porque la mar tiene esencia de mujer), mis engranajes se estremecen un poco al ver tanta agua... tampoco se nadar y falté a mis clases de buceo.

El viaje por mar se mantuvo calmo, parecía que esta vez no hubo ningún soplón que delató el viaje para con los piratas, de todas maneras estaba de mal humor y me hubiera gustado patear un par de traseros... Aunque lo mío era más aguantar y partirme la madre cac. El micho miraba con recelo, quizá creía que iba a recibir algo más que una propina. 

Sin demorarse mucho más y con ayuda del viento, arribamos al puerto de Amakna en menos de 4 horas, saludé y pagué al capitán por el servicio, revisé y me quedaban 40 kamas. Todavía se puede desayunar antes de ir al norte de Amakna e investigar sobre los crujidores. Encontré una anciana anutrof que preparaba sus desayunos cerca del puerto, algo apartado de la gente y ¡a buen precio! (desde la aventura a la mazmorra del cementerio de Astrub con ese disparatado grupo de anutrof, siento que me contagiaron un poco esa manera mezquina de ahorrar).

El café estaba horrible, pero barato y la sonrisa de la mujer era agradable. Mientras me obligaba a terminar la bebida, sentía la brisa de mar deslizarse sobre mi espalda, el clima era estupendo para una aventura... Y pensaba ¿Tendrán corazón los crujidores? ¿Algún día conoceré a una mujer steamer? 

Continuará...

 
3 0
Reacciones 2
Resultado : 17

Los steamers no tienen sentimientos...

1 0
Resultado : -9

e
 

0 0
Responder a este tema