Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN ES PT
Explorar los foros 
Rastreadores de Ankama

La Nueva Era. Capitulo 2 La gran Reunion

Por emma794 - MEMBER (+) - 22 de Septiembre de 2017 05:33:02

Hola a todos, si eres nuevo te invito a leer el primer capitulo que dejare mas luego. Espero que te guste si es asi comenta por favor es de mucha ayuda. desde ya gracias

-Aqui tienen el Capitulo 1


En ese momento Yugo comenzó a viajar portal tras portal alejándose más del reino sadida. Pero en el momento antes de cruzar los límites del reino vio a una pequeña sadida llorando por uno de los claros del bosque, al ver eso el rey decidió parar a ver lo que sucedía.
- ¿Qué tienes pequeña niña? -se arrodilla y le toca el hombro mientras los mira fijamente a los ojos
Llorando la pequeña niña le contesto- No. no encuentro a mis padres, estaba con ellos y entre al bosque ahora no… no donde están -continuo su llanto 
Yugo al ver que la pobre niña estaba tan afligida decide tomarla del brazo y comenzaron a caminar hacia uno de los caminos principales donde la multitud comenzó a notar la presencia de su rey. 
-Umm.. Rey yugo… porque todos nos están mirando-dijo la pequeña sadida atemorizada por las miradas del pueblo
-Oh no temas, ven y súbete a mis hombros – carga a la niña a caballito- ¡¡Hermanos sadida!!, ¡¡Por favor escúchenme!! Esta pequeña niña ha perdido a sus padres- susurra a la niña- ¿Cuál es tu nombre pequeño?
-Mila me llamo…
En ese momento Yugo comenzó a caminar por todos los caminos gritando el nombre de la pequeña, por lo lejos pudo observar a una mujer preocupada que gritaba el nombre de alguien, por la distancia no pudo escuchar el nombre a la primera, pero a medida que se fue acercando pudo escuchar que exclamaba el nombre de la pequeña. Entonces se acercó a ella.
-Disculpe señora. -exclamo yugo.
-¡¡Rey Yugo!!-exclama la mujer y luego vio a su hija que estaba en los hombros del rey- ¡¡Hija!!
-Mami-exclama la niña alegre y trata de bajarse de Yugo-
-Mi rey, como puedo agradecer por haber encontrado a mi hija- exclama la mujer con lágrimas en los ojos.
-No tiene que agradecer- le acaricia el pelo a la pequeña sadida- la vi muy triste y tuve que actuar… Si me disculpan me tengo que ir- abre un portal- Y por favor no me llame rey, cuide a su hija.
En ese momento Yugo cruza el portal dejando a la madre y a su hija, mientras tanto Amalia había observado parte de lo que había pasado desde uno de los balcones del castillo. Al ver tal acto de compasión y amor ella entra hacia el castillo y mientras caminaba se toca el vientre y exclama “Tendrás un gran padre”.
Pasaron unas horas, pero en una de las praderas de Brakmar se encontraban Adamai y Gultar descansando después de tanto entrenamiento.
-Oh Adamai… ya te lo digo yo. El amor es lo mejor que te puede pasar y más a nosotros seres inmortales.
-Lo que dices no tiene sentido Gultar, si amaramos a alguien, el tiempo para esa persona pasaría, pero para mí jamás, tendría que ver como muere…
-Hay formas de que no-mira el piso- pero no se puede… Por cierto, Yugo puedes salir.
En ese momento se abre un portal.
-Como lo has sabido? - pregunta con intriga.
-No te olvides que tengo poder divino… además… sentí tu magia- se ríe Gultar 
-Hermano… ¿que haces aquí tan lejos del reino sadida? -exclamo Adamai con intriga
En ese momento yugo se sienta en el pasto, comenzó a tararear y en su mente pensar cómo le va a decir la gran noticia a su hermano, al escuchar esto Adamai comenzó a alterarse y se puso más nervioso, en cambio Gultar comenzó a reírse entre dientes prediciendo lo que estaba pasando.
-Bueno… me voy-exclamo Gultar- Ten suerte papa- salto hacia otro sitio y se alejó lejos del lugar.
-Ni un adiós dijo Gultar… papa, como si-Adamai comenzó a pensar en lo que dijo- Oye yugo… ¿cómo esta Amalia?
-¡¡Bien!!- exclamo nervioso- Los tres estamos bien…
-Me alegro… ¡¡espera! ¿Los tres?, ¿Cuáles tres?... ¿Yugo acaso tu a que has venido? -comenzó a ponerse nervioso Adamai y comenzó a caminar en círculos.
-Amalia está embarazada… vas a ser tío Adamai… y yo padre…
Por lo lejos se escuchó un fuerte grito que decía “Lo sabía”, en ese entonces Adamai confundido se arrodillo al piso comenzando a llorar, Yugo sin saber porque había reaccionado así se acercó a él, entonces Adamai lo sujeto en un fuerte abrazo y exclamo “Me has hecho el dragón más feliz del mundo hermano”
-Tranquilo Ad… solo que ahora tengo que ir a reunir al resto… 
-Oh… Si quieres podemos ir por papa Alibert luego…
-Me encantara, pero esto es algo que quiero hacer yo solo, además no les diré, nos veremos todos en reino sadida para dar la noticia… en dos días, ¿podrías ir y también llevar a Gultar? - exclama Yugo 
-Claro que estaré ahí. Siempre estaré para ti-le dijo Adamai a su hermano- 
-Gracias… no le digas al resto cuando estemos todos reunidos, ahora iré a ver a Ruel
-Espero que tengas suerte hermano, nos vemos en dos días- le choca el puño

Pasaron las horas y yugo reunió a toda la hermandad del tofu, fue casa por casa buscándolos y les decía a todos que Amalia necesitaba con urgencia de la ayuda de todos, el que no quiso ir fue Ruel, pero fue convencido por su mujer, también la joven Elely que tampoco quería, pero fue obligada por su padre y su hermano… Pero aún faltaba una persona a la cual buscar. Entonces yugo se dirigió a la tierra de Emelka donde se encontraba su padre Alibert.
Era de tarde, como de costumbre Alibert estaba ahí leyendo historias para los niños, mientras el comenzaba a narrar de las grandes aventuras del mundo de los doce.
-Entonces con ese mágico cubo el malvado Xelor quiso viajar al pasad…pasado- Alibert ve por lo lejos una silueta familiar que se fue acercando más y más, el confundido Anutrof comenzó a caminar con la mirada perdida en aquella figura, con su boca comenzó a jadear- Yu…Yugo. 
En ese momento yugo corrió hacia los brazos de su padre para así poder abrazar a aquel Anutrof que no había visto en tanto tiempo
-Hijo mío, ¿que haces aquí tan lejos del reino?
-Tengo que llevarte a ti, a Chibi y Grugal al reino Sadida… es urgente que vayamos todos, sé que no puedes cerrar el restaurant… pero es necesario que nos reunamos todos.
Al ver esa escena una pequeña niña se acerca a Yugo y con una dulce carita le mira perdidamente.
- ¿Usted es el dios Yugo? -exclamo con dulce voz
-Papa… que le has dicho a todos los chicos- le miro con cara de enfado
-Solo las aventuras que han tenido… jeje… nada más- se rasca la espalda preocupadamente
Pasaron las horas y yugo comenzó su viaje de vuelta al reino junto a su padre y los niños, lo cual no tomo más que beber una poción de recuerdo. Al ya haber llegado ya al reino Amalia los estaba esperando.
-Alibert, ¿cómo estás? -se acerca rápidamente Amalia para saludarlo- y ustedes niños como andan.
-Ando muy bien Amalia, los años nada más y cuidar de estos pequeños…-exclamo Alibert
-Oye papa Alibert, no somos tan malos- exclamo el pequeño Chibi.
-Tu no Chibi, por favor controla a tu hermano…
Pasaron las horas y los días, ya era el momento donde todos estarían juntos para dar la gran noticia y como era de esperarse todos habían llegado justo a tiempo, también había llegado el maestro Joris el cual estaba en busca de Yugo para darle una noticia que podría cambiar el sentido de esta vida…
Era el momento de una gran cena, todos estaban sentados en una gran mesa,     La familia de pinpan estaba sentada a la derecha de la mesa y a su lado Alibert con los niños, en frente de ellos por el lado izquierdo de la mesa se encontraba Adamai junto a Gultar que especialmente estaba en frente de Pinpan y comenzaron a competir quien comía más, alado de Alibert estaba el hermano de Amalia. Todos estaban ahí… en ese momento Yugo junto a Amalia entraron a la sala uno tomado de la mano del otro.
-Hola a todos, como saben ustedes son familia, hemos vivido tantas aventuras juntos, tantos momentos y alegrías como penurias-exclamo Yugo a los que estaban sentados- Ustedes siempre han estado ahí para nosotros… Bueno creo que – le toma de la mano y mira fijamente a los ojos de Amalia- ¿Quieres decirlo tu amor mío?
-Gracias Yugo, el hecho de que los hayamos reunido aquí es para darles una gran noticia… La verdad es que – se toca la barriga- Yo estoy… estoy… 


Fin del capítulo 2…
 

1 0
Reacciones 4
Resultado : 1428

y kabooom  se rompió la fuente :V
naaa broma esta entretenida la historia ya veremos donde acaba esto XD 
 
PD:primer comentario (por segunda vez XD)
PD de la PD:recuerda guardar un poco de descanso para mantener la creatividad :3
PD de la PD de la PD: me gusta la Tarta :V 
 

1 0
Resultado : 2417

Jajaja si quieres muchas historias Busca Emmanuel Moriconi. Ahi tienes para rato trabajo en historias asi que no te preocupes hermano. Seguire mañana o pasado si puedo

0 0

tal y como mencione en el capitulo 1 (por  darle cuerda a mi  reloj se me paso revisar este apartado del foro) movere este tema a su seccion correspondiente 

memento mori

Responder a este tema