FR EN ES PT
Explorar los foros
Resultado : 11197

[NAR] Orden de Jiva: Aguabrial Lacrimis

Por Fantinor - MEMBER (+) - 15 de Abril de 2017 11:23:23


Todo el mundo habla sobre las lágrimas con las que Ogrest sumió al Mundo de los Doce en el absoluto caos, pero… ¿esas son las únicas lágrimas que ha provocado Dathura?

Aguabrial tuvo que soportar tres duros golpes en su vida:

El primero, ver como su hijo Bolgrot, nacido por un engaño amoroso que preparó Djaul a través de una ondina, era asesinado a manos de Rykke Errel.

El segundo golpe fue contemplar cómo su amada, y madre del Dofus Turquesa, lo abandonó por Ogrest.

El último lo recibió en el momento en el que Dathura, primer y único amor de Aguabrial, desapareció entre la bruma del Monte Zinit.

De tres golpes, tres heridas, y tres lamentos semillas del tormento. La muerte de su propio vástago la pudo con gran dolor superar, el abandono de su amor verdadero lo pudo tolerar, pero su desaparición, su desaparición jamás la pudo asimilar, sin saber si viva o muerta está. Por ello agoniza de dolor al menguar la luna, brotando en cada Luna Nueva tres lágrimas en sus ojos. Si el llanto de un ogro puede acabar con el mundo, ¿qué efectos tienen las lágrimas del mismísimo dragón de los mares? ¿Inundar el Krosmoz?

No. El nacimiento de una poderosa hermandad llamada Aguabrial Lacrimis, no poderosa por la fuerza de sus miembros, sino por la de sus vínculos. ¿Y para qué ha nacido esta hermandad? ¡Para a la bella Dathura encontrar!

Lo que muchos no saben es toda la historia que hay detrás de la desaparición de la madre del Dofus Turquesa. ¿Quién nos garantiza que detrás de esos sucesos no hay otra hermandad?

Entre tanto, el gremio Aguabrial Lacrimis se encuentra dentro de la Orden de Jiva, ¿qué plantea esta gran alianza en la cual se comprimen los clanes más misteriosos de El mundo de los Doce? 
Reacciones 12
Resultado : 11197
Me gustaría anunciar que esto es un reinicio (reboot) de mi historia [Nar] Aguabrial Lacrimis.
Próximamente recibiréis nuevos episodios.
Resultado : 797
GENIAL! Estaré atento a esta saga biggrin
Resultado : 11197
Bonta se despertó entre cantos de Tofu y gruñidos de Jalató. Bucólico paisaje se extendía hacia el horizonte que atravesaba Skybow con sus flechas. 

-¡Eh! ¿Otra vez he fallado? Ese Jalatín negro tendría que ser Jalatín rojo -gritó enfurecida.

-¡Mírala ella, qué sádica! Casi que estamos ante una Sacrógrito, y no una cultivada Ocra -increpó Dririon.

-Sí, estoy tan cultivada como los campos de Amakna, tengo ñiamzamas, bananaranjas y lo que tú quieras. Bueno, bonito y baratico -dijo Skybow de forma jocosa.

Los dos discípulos de la diosa Ocra habían salido de caza por la pradera de su amigo Monty Bello para traer algo de alimento a la guarida de Aguabrial Lacrimis, posicionada en Tierras Salvajes. Si bien podrían haberse comido un buen chuletón de Jalató Salvaje, o ciertos miembros de un Bwork, apetecía solomillo de Jalatín en una inspiración de cena elegante.

-¡Vosotros no saber cazar como Riktus! Cinco jalatines Yelksoma cazar -gritó desde la distancia con un saco de esparto y sangre hasta en las cejas. 

-¡Vaya, el que faltaba! ¿No deberías estar en el Merkamundo cultivando Topinambos? ¡Eres más inútil que un cenicero en un Dragopavo! -chilló Skybow.

-Calma, que así nos quita trabajo, idiota. ¡Muy bien hecho, Yelksoma! Así ascenderá pronto, ¡si es que es usted un trozo de pan amakneano! -exclamó Dririon cariñosamente.

-A mí no vacilar, yo dar latigazos a los que mal obrar -dijo Yelksoma indignado.

-Mejor no te digo lo que hago yo con tu látigo que te me perturbas -dijo Skybow en tono burlesco.

Entre los árboles emergió una sombra infalible, con máscara de Saikopat y un látigo a seiscientos grados…

-¡Mejor que el látigo está mi cadena, que será tu condena, nena! -exclamó semioculto.

-¿Qué charlas? Si tú eres más de puros con barba, Fantinete. Además, yo soy muy casta y muy pura -gritó Skybow entre sonoras carcajadas.

-¿Qué hacen ustedes dos aquí? Deberían estar en el Merkamundo. ¡Que los huertos no se cultivan solos! -interrogó Dririon enfadado en tanto que observaba a Yelksoma y Fantinor.

-Sí, verás, resulta que… unos señores malvados que se hacen llamar Corsarios de Bermudas invadieron Tierras Salvajes y to-to-dos tuvimos que eva-a-cuar el Merkamun... -explicó tembloroso al cual se le escurría la máscara por el sudor de su frente…

-¡QUÉ QUÉ QUÉ! ¿CÓMO SE ATREVEN? USTEDES HAN DE DEFENDER EL MERKAMUNDO CON VUESTRA VIDA, ¡MEDIO HOMBRES! ¡COBARDES! ¡PIRATAS, USTEDES SÍ SON UNOS PIRATAS! -interrumpió un Dririon colérico y rabioso.

-¡Tranquilo, Dririon! He avisado a Eisenvald, y la Orden de Jiva ha enviado a la Brigada Ulgrud y a la Bigrada Silvosse a restaurar el orden en nuestra morada -advirtió Fantinor Lacrima.

-Aguabrial Lacrimis ser cobardes, Eisenvald ser valiente -imprecó Yelksoma.

-¡No es cobardía amigo Yelksoma, sino conveniencia! En esta vida o te andas listo, o te meten a cinco metros bajo tierra -aconsejó Skybow.


-¡Menos cháchara y más gallardía en nuestra empresa! Vayamos a Tierras Salvajes, y demostremos al resto de gremios de la orden que en Aguabrial Lacrimis tenemos un par de Dofus bien puestos -ordenó Dririon.


Así pues, los cuatro mosqueteros se dirigieron al Bosquecillo de Túkulo con unos Dragopavos malpagados, y al llegar al puerto tras tres días sin descanso, una multitud de gente se amotinaba contra los funcionarios del lugar...

-¡Ni un Kama más pago por este barco maltrecho! Exijo que las tarifas vuelvan a ser las de antaño. ¡Forajidos, tymadores, encapuchados, estafadores, ociosos, peor que los piratas de Pup Island! -exclamó furiosa una anciana mientras que la multitud la laureaba.

-Señora, ya le he dicho que el nuevo gobernador de Bonta ha subido los impuestos en materia de transporte, no depende de nosotros… -trataba de explicar un representante de la Asociación de Transporte y Comunicaciones de Bonta.

-¡Mis padres, que tuvieron que soportar las calamidades climáticas de Ogrest! ¡Todos estos años con el hacha de guerra en el frente, y con la hacha de leñador en los bosques para dar victoria y madera a esta patria mía para que la codicia de los gobernantes nos consuma! NI UNA SUBIDA DE IMPUESTOS MÁS -gritaba un señor de aspecto maduro entre los aplausos de la muchedumbre.

-¡Cálmense o llamaremos a la excelentísima Guardia Bontariana! -exclamó el representante.

-¡Ocupemos los barcos por nuestra mano, ya tuvimos que ser capitanes en la guerra contra Sufokia en la época del cañón y el pan negro! -gritó el mismo señor, y las masas enfurecidas siguieron lo propuesto.

-¡Eh… eh, esperen, ustedes no pueden hacer eso! -chillaba histérico el representante de la ATCB mientras que columnas de personas se introducían en los barcos y levaban anclas.

-¡Menuda fortuna, viajecito gratis! ¡Vayamos al barco de Tierras Salvajes, está casi vacío! -exclamó Skybow, llena de gozo y alegría por no gastar ni una moneda.

-No deberíamos cometer tal delito… -dijo Fantinor mientras corría hacia el barco, alegrándose en el fondo por no tener que desembolsar ni una pluma de Tofu.

De este modo, nuestros protagonistas emprendieron por mar su viaje hacia un destino incierto. Pues se encontraron con un mar agitado con el que no hallaron Tierras Salvajes, sino con un barco que tenía como bandera la cara de un Riktus muy malhumorado, como si no hubiese conseguido lo que se proponía…

-¡Es ese el barco de los Corsarios de Bermudas! -gritó histérico Fantinor.

-¿Bermudas? ¡Yo soy más de faldas! -bromeó Skybow.

-¿Quiénes son esos bandidos? ¡AYUDA! ¡AYDA! ¡ADDA! -empezó a balbucear histérico un tripulante que daba vueltas a sí mismo hasta acabar arrojándose a la mar.

Mientras tanto, Dririon con su ojo de ocra observaba a los corsarios detalladamente, y pudo observar que junto al capitán se encontraba la figura de Eisenvald, el cual no parecía estar secuestrado, sino todo lo contrario, sonriente e impaciente por comunicar algo. ¿Qué hacía el líder de la Orden de Jiva en barco enemigo? Si algo es seguro, es que se halla por su propia voluntad, pues sus habilidades de xelor le permitirían hacer estallar ese barco en mil pedazos en un santiamén.
 
Resultado : 6759
Me gusta {3
Resultado : 125
Me encanta!! Mi personaje está como una cabra, y la representación de Yelksoma es la más acertada! xDD
Salu2
Resultado : 775
Algún día apareceré, algún día apareceré algún día apareceré- dice mientras se mesea frente a una pared como si estuviera loco.

Jaja
Muy buena
Resultado : 11197


Lady Sraket se peinaba frente al espejo, y un Cuerbok se acercó, de pronto, para advertirla de un desafortunado suceso.

-Kuerrrr, kuerrr, el carrpitán Yuni Warrkrr si-sigue vivooo -avisó el pájaro de mal agüero.

La mujer, pletórica de odio, rompió el espejo con el peine, y recogiendo su capa morada con suma elegancia, se asomó al balcón de su sombría mansión allá en las tierras olvidadas de Kuatropatas.

-¡NO PUEDE SER! ¡YUNI WALKER DEBERÍA ESTAR MUERTO! ¡¡¡MUEEERTO!!! -gritó.

Lady Sraket cerró los ojos, y con un movimiento de muñeca hizo aparecer una guadaña plateada, con una gran cantidad de símbolos dibujados con la sangre de grandes héroes, y con un corte de azabache. 

-¡Nadie escapa a la magia de mi guadaña, nadie escapa del heraldo de la muerte! -chilló.

Desde el balcón, la bruja discípula de Sram, notó la presencia de un ente frío. La temperatura descendió cinco grados…

-Maestra… -susurró en tanto que se giraba dirección a su salón


Una mujer envuelta en un manto negro majestuoso, sobre un vestido azul tan intenso como el propio Wakfu, una mujer encerrada en una máscara de hierro, una mujer con el cabello de la misma diosa Jiva, una mujer que de cuya espalda emanaban seis tentáculos que sostenían seis símbolos de metal. Una mujer… Kya, Mizz Frizz.

-No me llame maestra, ¡JAMÁS! -gritó mientras que con su mano derecha creó una poderosa corriente de viento helado que impactó sobre Sraket, que cayó por el balcón del castillo.

Sin embargo, para asesinar a Sraket, es preciso algo más que una ventisca helada. Pues ella, que sometía a la propia muerte, se elevó sobre el castillo y se sentó sobre el tejado esperando la llegada de su vieja maestra.

-¡No podrás asesinarme tan fácil, querida Frizz! -dijo Sraket entre maquiavélicas carcajadas.

La mujer de hielo ascendió hasta la posición de Sraket, y con un tono solemne, le comunicó lo siguiente:

-¡HAS PUESTO EN PELIGRO A LA ORDEN DE JIVA! 

Sraket, se levantó, y adoptando un serio ademán con su guadaña, comenzó a defender su postura.

-Corté el destino de Yuni Walker con mi guadaña para que su muerte fuese temprana. Ese conjuro coincidió con su expedición a Tierras Salvajes, y Sram decidió que fuese asesinado por la Brigada Ulgrud en una cruenta batalla en la guarida de Aguabrial Lacrimis. ¡Por todos los demonios de Rushu! ¿Crees que sabía que estaba poniendo en peligro a los sacerdotes de Jiva? -preguntó una Sraket vehemente.

-¡¿Sabes lo que he tenido que hacer para ahuyentar a la muerte que enviaste a dicho lugar?! -gritó Mizz Frizz en tanto que proyectaba con sus manos un potente rayo helado capaz de congelar al mismo Magmog.

¡No! Y lamento todos los daños causados. ¡Pero esta guerra fraticida entre las dos no llegará a ningún lado! -chilló mientras que bloqueó el rayo con la onda de energía que produjo al cortar el viento con su guadaña.

-¡HE TENIDO QUE USAR EL DOFUS DE LOS HIELOS QUE UTILIZÓ MI MADRE JIVA HACE SIGLOS EN FRIGOST PARA APRISIONAR A LA MUERTE EN UN TIEMPO CONGELADO! -exclamó de forma elevada Mizz Frizz, que empezó a desatar tormentas de nieve en plena Kuatropatas primaveral.

Lady Sraket comenzó a llorar amargamente y las lágrimas congeladas rompían en el suelo.
-¿Y cuáles son las consecuencias? -preguntó Sraket

Mizz Frizz, en un momento de compasión, se acercó a su joven, y a la vez, vieja alumna...
-De momento, ninguna. Las personas que libraron el combate envejecerán. Lo único que queda paralizado es el espacio físico en el que se encontraban. Las aguas no se tornarán corruptas. Las flores no cesarán. El frío jamás conocerá ese lugar. Pues es y será primavera perpetua. Ese es el único efecto colateral de impedir que tu conjuro se llevase cientos de vidas que rinden culto a mi madre. Lo siento, el hechizo más poderoso de tu guadaña queda anulado, pero aún puedes asesinar al capitán de los corsarios con tus propias manos, siempre y cuando no dañes a ningún miembro de la Orden de Jiva -susurró al oído de Sraket.

La embajadora de Isla Berg se deslizó por el viento a la velocidad del rayo, y suspendida en el aire se despidió de su antigua discípula, a la cual el destino la puso en un fuerte compromiso. ¿Será que no hay que jugar con las fuerzas del futuro y la muerte?

Mientras tanto, cerca de Tierras Salvajes, y en medio de una tempestad, Fantinor, Skybow, Yelksoma y Dririon se hallaban confusos ante el asalto pirata del barco en la que se encontraban, pues Eisenvald estaba junto con el capitán Yuni Walker contemplando lo sucedido. ¿No era ese xelor uno de los líderes de la Orden de Jiva? ¿Por qué permite tal ataque en alta mar por parte de quienes deberían estar prisioneros en las alcantarillas de Astrub?

-¡Piratas a la vista! Arco en punto, ¡y a disparar! TA-TA-TA-TA -gritaba una Skybow emocionada mientras hería a los tripulantes enemigos más despistados con sus disparos.


Eisenvald, una vez encadenado un barco con otro, se teletransportó frente a Skybow y agarró con su mano una de las flechas que dirigió a un zurcarák con pata de palo. Acto seguido, hizo aparecer una aguja gigante que partió el arco de la ocra. 

-¡QUÉ HAS HECHO, DESGRACIADO! ME LO REGALÓ MI PADRE. ¡ES EL ÚNICO RECUERDO QUE TENGO DE ÉL! ¿SABES LO QUE ES PARA UNA OCRA LA DESTRUCCIÓN DE SU ARCO? -dijo entre llantos y golpes contra la madera del barco.

En ese instante los altos cargos del barco enemigo y todos los esbirros empezaron a ocupar el barco que tomaron algunos miembros de Aguabrial Lacrimis de forma clandestina en el bosquecillo de Túkulo.

-Usted precipitada es, usted sin arco está. ¿No la han enseñado a ser paciente ni a contemplar lo que acontecerá? Estos piratas no son sólo aliados de la Orden de Jiva, sino que forman parte de ella -advirtió el maestro xelor.

Fantinor se dirigió corriendo hacia el lugar de los hechos, pero Yuni Walker lo detuvo cogiéndole del brazo…

-¿Adónde cree que va? -preguntó sonriendo el capitán, que rendía culto a Pandawa.

Fantinor se giró cuchillo en mano para asesinar a ese bellaco, pero sólo logró hacer estallar un barril de espumosa cerveza…

-¿Por qué me intenta matar? Nosotros, los Corsarios de Bermudas, no hemos dañado ni a un solo hombre suyo -argumentó el capitán Walker desde la distancia.

Eisenvald se acercó a Fantinor, y con unos ojos que contemplaban al infinito comenzó a resolver la compleja situación, en tanto que Dririon y Yelksoma se mantenían escondidos en el sótano planeando una estrategia contra los invasores. El resto de pacíficos tripulantes, atónitos, guardaba silencio y observaba los hechos.

-Cuando la Brigada Silvosse y la Brigada Ulgrud iban a comenzar a combatir contra los piratas que habían invadido vuestro Merkamundo, una presencia fría impidió la batalla usando un artefacto helado con forma de huevo que escondía bajo su manto. Tal artefacto congeló el tiempo, y el miedo que inspiró esa reina de los hielos, que no dudó en marcharse tras su obra, hizo la tregua entre Corsarios de Bermudas y la Orden de Jiva -explicó Eisenvald con firmeza.

El capitán Yuni Walker se acercó, y se unió a la conversación entre Eisenvald y Fantinor, con los llantos de una ocra que acababa de perder su arco de fondo…

-Además, nos hemos unido para investigar los hechos. ¿O no te preocupa que una señora, de la nada, haya aparecido para hacer de vuestro Merkamundo una primavera eterna justo antes de que fuesemos a librar una batalla? -preguntó Yuni Walker con una marcada ironía mientras que el resto de piratas reían.

Se acercó una de las piratas al lugar en el que Skybow yacía desolada mientras juntaba en un montón las piezas de su arco y orgullo descompuesto.

-Ey, no llores. Yo también he tenido que sufrir la muerte de mi primer arco. Me llamo Sheliss Eleness, y mi arco fue destruído por una persona que hacía de su vida una opresión contra mí. Pero mírame ahora, soy libre, y con un arco poderoso e inquebrantable -dijo la joven pirata con una dulce voz que llevó a Skybow a darle un abrazo.

Dririon y Yelksoma, de forma inesperada, salieron del sótano con una gran cantidad de pócimas que arrojaron sobre los piratas, los cuales se convirtieron en sapomorros al instante. Eisenvald se teletransportó en frente de ellos y gritó…

-¡Son nuestros aliados, inútiles! 

-¿No eran estos sapos los invasores de nuestro Merkamundo, eh? -dijo Dririon.

-¡No! Son miembros de una división nueva de la que ahora formáis parte.
Y tenéis como objetivo descubrir el hecho que impidió la batalla entre los corsarios y las brigadas que enviamos. Cosa la cual te explicará Fantinor cuando Yelksoma y tú estéis más calmados -gritó Eisenvald.

Ah, y seréis vosotros quienes os encargaréis de cuidar a esta charca de sapomorros mientras dure el efecto de las pócimas -añadió.

Así, una multitud de sapomorros se acercaron a Yelksoma, y comenzó un diálogo interesante.

-Yo ser Yelksoma, ¿tú qué ser? -preguntó.
-Groakkk -dijo el sapomorros negro.
-Groukkkk -dijo el sapomorros verde.
-Greikkk -dijo el sapomorros azul.

-Grrrreik grukkkk grekkk grakkk -respondió Yelksoma

Pero los sapomorros no lo entendían, sólo lo miraban fijamente y con extrañeza. Después, se abalanzaron sobre él y empezaron a lamerle desde los pies hasta la oreja. ¡Socorro, socorro! gritaba, pero el momento más incómodo fue cuando se convirtieron en piratas de nuevo en plena lluvia de lametones. 
 
Resultado : 797
Que personajes tan carismáticos tiene tu historia xD
Y me gusta la forma tan limpia de redacción.

Ahora me tienes intrigado, ala. D:
Resultado : 125
Pero qué has hecho Fantinor!? MI ARCO~ T-T No sabes lo que significaba ese arco... Pero ahora murió {/3 D: Muy divertida la parte de Yelk JAJAJAJA.
Salu2
Resultado : 775
Que un grupo de piratas transformados en sapos te comiencen a lamer y luego vuelvan a ser sapos es muy común. Una ves me... digo, a un amigo le pasó... si, un amigo. Me contaron, claro.

Hay cosas que no entiendo:
1) Si Eis es relojito a) ¿Por qué no retrocedió el tiempo el tiempo para recuperar el arco? b) Idem "a" con el tema de la pócima. Por eso odio todo lo que tenga que ver con modificiar el tiempo.

2) Bonta no tiene exploradores, Si vino una flota pirata de la misma nada ¿Cómo no adviertieron su presencia?

3) Si un contigente pirata se acerca sin disparar los cañones, ¿No es obvio que no van a atacar?

4) ¿Por qué rayos están en tierras salvajes?

5) ¿Por qué Eis va con Fanti y no con el lider de Agua?
Resultado : 6944
1: los xelor no retrocedemos el tiempo, esta prohibido, el unico que tiene la energia para hacerlo es el dios homonimo(aunque eso de romperle el arco fue un poco pasado de hijoputa, yo hubiera transposicionado el arco lejos de su usuario)
2: bonta con suerte tiene ciudadanos casuales que reparan ecosistema, menos exploradores
3: pos si
4: por que el merkamundo de aguabrial lacrimis esta ahi
5: por que no se quien perros es ese lider , el unico "lider " o representante de ese gremio es fantinor
Responder a este tema