Si sigues navegando por este sitio web o haces clic en la cruz, aceptas el uso de cookies para la realización de estadísticas de visitas y para proponerte vídeos, botones de compartir, publicidad personalizada y un servicio de chat. Para más información y parametrar las cookies X

FR EN ES PT
Explorar los foros 
Rastreadores de Ankama

[NAR] La noche de reflexiones nerviosas

Por Snifferu - MEMBER (+) - 15 de Abril de 2017 10:51:47

Yo miraba alegre, desde una roca saliente. Veía siluetas saltando y moviéndose. También luces y hadas artificiales. Era muy genial, pero prefería ver esa fiesta desde una distancia prudencial. Me abracé las rodillas, y escondí el rostro entre las marcas de mi muslo. Era una sacrógrita, vivía… Sola. Estaba bien, allí. Esbocé una sonrisa apenas perceptible al ver un bebé pio salir de su huevo. Quise cogerlo, pero olí algo que no me gustó. Puahg… Olor a pis de miaumiau. Me levanté lentamente. Los miaus eran carnívoros. Antes de lograr hacer relaciones suficientes, vi como una sombra se precipitaba sobre ese cuerpo frágil, y casi al instante, otra sombra defendía a su pequeñajo. El pobre animal hambriento salió disparado por los aires. Oí una voz, supuse que llamaba a su mascotita.

Me escondí entre las sombras de un pino seco y reseco, y observé a un individuo que recogía del suelo ese ser ahora inerte. Una ventisca suave removió mi pelo, la madera seca crujió. Al instante, el personaje dirigía su mirada hacia mí.  Me pareció el momento adecuado para partir, pues tenía miedo de que se enfadara conmigo. No pude iniciar apenas mi plan de fuga, cuando sentí que algo me embestía contra un pedrusco, y me agarraba con violencia por los hombros. Aflojó la presión casi de inmediato al verme bien. Era un Anutrof, joven y feo. Yo una sacrógrita, joven y… Normal.

-          Vaya, princesa, su belleza deslumbra, sus ojos enmudecen, y sus labios me hechizan… Perdóname! No era consciente de mis actos, la rabia ha entumecido mi sentido crítico… Y la he… Bueno… Perdóneme, mi reina.

Reí por dentro. Pasaba  de princesa a reina, en menos de un minuto. Aun así, aunque de su boca solo salieran estupideces, ese hombre era un gran poeta. Lo aparté algo incómoda, y agradecí sus palabras. Él se quedó atrás, sin moverse. Llegaba un punto, que las miradas de la gente me molestaban. No tenía la culpa de que todos los estúpidos se perdieran entre mi rostro y mi cuerpo. Jo. Y los que no lo eran… me hacían miraditas, o intentaban entablar conversación con temas… bueno… Como éste:

-          “¡Anteayer llovió en Asturias, fue una pena… Pero bueno! Imaginas como dios Yopuka me recompensó? Solo con enviarte a ti, mostrándome un rostro tan genial y tan profético, me siento demasiado complacido, creo que nunca había visto algo igual y…”- Pf… Locuras como estas.

No era por ir decepcionando corazones… Pero es que, éste debía tener ya sus 30 años, y… No sé, yo solo 14. Me dejé caer sobre el muro de piedra de la esquina, dejando ir un suspiro.  Estaba ligeramente inclinado, de manera que dejaba a uno estirarse y echar un sueño. Pero no dormí. Saqué mi libro “la sangre del sacrógrito” y lo ojeé un rato. Hablaba sobre el arte del honor y el orgullo, el porqué de entregarse hasta el final, y el porqué del rencor y el cierto nivel masoquista de la raza. Creo que estuve cerca de una hora, pero no importaba el tiempo allí. Astrub tenía unas zonas de descanso increíblemente eficaces, aunque por lo que he oído de Byliza… Dicen que es una playa, ella en sí. Que apenas hay un rincón de acera, y que arriba de todo, entre las dunas, hay una discoteca llamada Gelax Party, donde te sirven cócteles exclusivos de la isla. Creo que iré sin más complejos. No es que me corten los estúpidos, pero hasta ahora, apenas me movía de Astrub a Riktus… O Bonta.

Soy una sacrógrita riktusiana, pertenezco al gremio “La Mano Negra”, mi mayor ocupación suele ser cuidar de mi jardín, pescar, o explorar sitios inexplorados. Estoy mejorando mis estilos de cocina, ya que en este mundo, los productos varían extremadamente frecuentemente de sabor. Me gustaría aprender técnicas de dibujo sobre el café, pero siempre me falta la grana de maracajú, o el litro de leche agria de Tierras salvajes. Esta soy yo, pero la gente… Bueno, la gente dice… Que tengo muy buena figura. Creo que es lo único en que se fijan.
Comenten!!biggrin

0 0
Reacciones 2
Resultado : 867

Me gusta tu monólogo!! Fué bastante divertido de leer biggrin

Te animo que uses tu personaje para continuar una historia ^^ Me gusta su esencia de rompercorazones jajaja.

0 0
Resultado : 641

Vaya que si lo haré! Gracias por comentar biggrin. Creo que seguiré esta misma

1 0
Responder a este tema