FR EN ES PT
Explorar los foros 
Rastreadores de Ankama

[NAR]El inicio de todo

Por ShiroMaster - MEMBER (+) - 05 de Febrero de 2017 05:57:57

Bien dicen que lo que bien empieza...pocas veces acaba de la misma manera, quizás esta clase de pensamiento es algo pesimista, algunos más dirán que es un poco más realista, de hecho estoy casi seguro de que muchos coinciden con mi manera de pensar o por lo menos eso me gusta creer, si bien en estos momentos estoy con aquel grupo de mercenarios no siempre fue así, digamos que desde una temprana edad siempre he sido un alma solitaria, el ruido siempre me ha parecido molesto y los seres vivos aún más...pero pese a mi forma de ser, pese a todo lo que me inculcaron, siempre se ocupa de otros para sobrevivir, eso lo aprendí a las malas...hace algún tiempo...a estas alturas se han de preguntar quién soy...no es difícil de adivinar, antes tuve un nombre común, un apellido, una meta, una familia, incluso amigos, pero ahora todo lo que me queda es el recuerdo de aquellas personas que ya no están, hace algún tiempo que no digo mi nombre real, por muchas razones, pero eso lo sabrán después, no desesperen no estoy divagando, todo lo que digo tiene una meta...ahora qué tal si empezamos por el principio...vayamos atrás en el tiempo...

Mi nacimiento fue un 21 de Desiembro, según me contaron por aquella época hubo una serie de tormentas que dificultaban toda comunicación, por lo cual es natural pensar que ese alumbramiento no fue para nada sencillo, en aquel tiempo mis padres vivían en brakmar, cercas de la vía escara, siendo sinceros y por lo que me contaron ellos; en aquel año la economía de la nación no era para nada estable, robos, secuestros y asesinatos eran el pan de cada día y ciertamente una fuente de empleo excelente, creo que en este punto de la historia abran deducido el rubro laboral de mis padres...así es, asesinos a sueldo aunque su cubierta era una herbolaria.—Realiza una breve pausa, tomando la botella que tiene a su costado derecho, alzándola de manera suave casi delicada para inclinar la misma vertiendo aquel liquido en un tarro, el líquido semi lechoso genera una densa capa de espuma, bebe un sorbo y se relame.—Continuemos—Musita al hombre que esta frente a él.—Y como profesionales que eran ellos tenían un extenso conocimiento en hierbas medicinales y venenosas, por lo tanto eran requeridos por diferentes familias e incluso algunos nobles, esto por el lado de su negocio licito, la vida en aquella época era más simple, más feliz, mi infancia estuvo llena de risas y jugueteos, de amistades y peleas innecesarias, aunque un crio que va a saber sobre esas cosas.

Claro está que no todo sale bien, que por más que uno mismo lo desee la felicidad es efímera, tan solo dura un instante y después viene el trago amargo, el despertar del ensueño—Nuevamente el enmascarado hace una pausa, vuelve a levantar aquel tarro de madera, bebiendo un sorbo aún más prolongado que el primero, pocos detalles se pueden apreciar de su rostro pues está cubierto por una vieja capucha desgastada, polvorienta, en sus manos se pueden ver los vestigios de la clase de vida que ha llevado y en su voz la falta de toda esperanza.—Es increíble lo que un segundo puede cambiar toda tu vida, aún recuerdo aquel día como si hubiese sido ayer. Era una tarde cálida de Juninsidor el sol resplandecía en la bóveda celeste como todos los días de verano, mis padres habían recibido una mensaje para un trabajo "especial", es fácil adivinar qué clase de trabajo era aquel, pero un niño de apenas 8 años aquellos trabajos tan solo representaban la recolecta de algunos recursos, quizás algunas alas de escara o cuernos de los mismos, como me hubiese gustado conocer a que se dedicaban realmente ellos...quizás todo hubiese sido diferente.

Yo no supo lo que sucedió hasta un par de semanas después cuando un amigo de la familia me dijo la verdad, aquella carta no era para pedir hierbas que crecían exclusivamente en aquella nación, todo lo contrario, era una petición para un asesinato, un trabajo sencillo para ellos, pero lo que ellos no sospechaban era que esa carta era una trampa...no sé muy bien los detalles de la orden de asesinato ni bajo qué condiciones la tenían que hacer, pero una vez que terminaron y cuando se disponían a darle el cadáver a los tiburones una armada sufoqueña apareció, quizás ya lo estaban esperando, a quien habían liquidado era nada menos que el hijo de uno de los altos funcionarios de Sufokia...por supuesto que el castigo para el crimen era la muerte, superados en número mis padres pelearon pero todo intento fue fútil, ellos simplemente sucumbieron ante la feroz fuerza bélica de esa nación...los detalles de la muerte de ellos no me es clara pues todo lo que Él me pudo decir fueron detalles vagos. —Aquella bebida ya se había acabado, el hombre enmascarado libero un suspiro pesado dejando el tarro en la mesa de madera, la luz de las velas alumbraban pobremente la habitación en donde él estaba, ciertamente aquella casa no era lujosa, sin más, se levantó de la silla mirando a quien tenía ahí sometido, un hombre de una edad algo avanzada, quizás unos 45 años o menos, lleno de cicatrices y de heridas recién hechas, el carmín recorría los antebrazos y vientre, así como la comisura de aquellos labios partidos gracias a las atenciones de quien ahora busca algo que beber.—

Parece que no hay nada decente...—Menciono el extraño ente que se guarecía en la oscuridad y la pobre iluminación de aquellas velas—No sabes la pena que me da Rivaille que en esta casa no tengas una buena leche de bambú ni cerveza—Soltó con cierto tono lleno de decepción, nuevamente el hombre camina hacia la silla donde estaba hace algunos segundos, acomodándose, echando levemente su cuerpo hacia delante, mirando fijamente al hombre que ahora había llevado Rivaille, un viejo sadida—Supongo que tu haz de saber más cosas que yo, a decir verdad desconozco muchos de los detalles de aquella pelea, de la muerte de mis padres, ¿recuerdas lo que mencione al principio?— Cuestiono ahora con un tono más severo, una voz más profunda—Claro no fue hace mucho, Mi verdadero nombre era Luciera Madora...¡tú maldito pedazo de basura! Fuiste tú quien mando esa maldita misiva, ¡por tu culpa mis padres murieron!—Exclamo el hombre detrás de la máscara, su voz a punto de quebrarse resonó en la habitación, los ojos de Rivaille se abrieron como un par de platos, se agito encima de aquella silla que permanecía inamovible en el suelo gracias a una serie de dardos que estaban clavados en las patas y el suelo de madera—Pero eso es agua pasada Rivaille, este encuentro fue solo una casualidad, una cruel broma del destino, pero debo de agradecerte, gracias a ti descubrí para que vine a este mundo, ciertamente no todo lo malo resulta perjudicial, gracias a ti pude seguir los pasos de mis padres y bueno, hay un precio por tu cabeza, que haya dado con tu verdadero nombre al investigar a mi objetivo fue un bonus, ahora si me disculpas tengo algunos asuntos que atender.—Dicho eso el hombre enmascarado tomo una vasija donde había aceite, el cual rego por toda la habitación e inclusive arriba de aquel hombre— No soy alguien cruel, te dejare decidir cómo morir —Dicho aquello el sujeto saco una pequeña píldora, retiro la mordaza y la coloco en la boca de aquel sadida— Puedes escupirla y esperar a que el fuego te consuma o puedes tomar la píldora que te he dado y morir de forma pacífica, algo en lo cual ellos no tuvieron opción, pero como dije antes, no es personal—Soltó una carcajada tirando una vela al fondo de la habitación, el fuego no se hizo esperar, recorriendo el húmedo y flamígero suelo, el calor era sencillamente infernal, aquella choza a las orillas de rivera steambulante se convirtió en una fogata memorable.—

¿Ya terminaste el trabajo?—Pregunto aquella mujer de cabello morado—Claro, como siempre aunque hoy me tome mi tiempo, hacía mucho que no charlaba con nadie—Respondido el enmascarado, quien observa la gran fogata—Khanok eres raro...demasiado para mi gusto —Comento— no tenemos tiempo que perder Anishi nos espera, parece que tiene otro trabajo para nosotros—Dicho eso la mujer se dio media vuelta montándose arriba de aquella bestia peluda—Deberías de tomarte las cosas con más calma Celine...si continuas así te vas a arrugar—Y dicho eso el hombre que ahora respondía al nombre de khanok se montó arriba de aquel Jalato amaestrado, tirando de las riendas para que empezara a andar...por lo menos ahora podría dormir un poco mejor, pues sus padres ahora si descansaban en paz.—

Continuara...

[Antes que nada gracias por tomarse la molestia de leer mi escrito, esta es la primera historia que escribo respecto a mi personaje principal, espero poder escribir mas sobre el mismo. De igual manera los invito a opinar o dar criticas constructivas respecto a la misma, si alguien desea aparecer en uno de mis escritos tambien pueden pedirlo y con gusto los agregare en proximas entregas. Se despide de ustedes ShiroMaster]

3 -2
Reacciones 3
Resultado : 18
Wow!! Esa historia está buenísima!! Si pudieras continuarla, sería de lo mejor, me quedó la intriga de cuál era el siguiente trabajo!! La mejor historia ( Y la única de un pj de wakfu xD) que he visto!! :0 biggrin


Saludos de Tubaso-Conagua!! :3
1 0
Resultado : 863

Daaaa, a Khano lo conozco y no es tan cool como en la historia jajaja. Muy buena, espero que continúe.

Saludos

0 0
Resultado : 762

que fuerte x-x,  un asesino a sueldo :O 

0 0
Responder a este tema