FR EN ES PT
Explorar los foros 
Rastreadores de Ankama

Tema de participación : Unas palabras para Aniripsa

Por [Ankama]WAKFU - ADMIN - 23 de Marzo de 2020 16:00:00
AnkaTracker
Reacciones 68
Resultado : 3
La vida da muchas vueltas.
Recuerdo que cuando inicie en Wakfu, andaba por ahí matando Jalatos y píos con mi Osamodas, y me hablo un tipo llamado Gelmy, tenía un Yopuka, me dijo que había ganado un parcial y que andaba de buen humor, así que me llevo a Reino Sadida (muy pacientemente me explico que habian barcos, drago transportes, zaps, para esa época era bien noob y el tipo nunca mostró desesperación, me explicaba con mucha paciencia) y junto a su líder de gremio, alguien llamado Yulelpy, me dieron gremio y empezaron a ayudarme a subir de nivel, subía súper rápido de lvl. Los días siguientes me regalaron sets y demás cosas útiles. Su dedicación por ayudar y crecer cómo gremio y equipo hicieron que me enamorara del gremio, eran una familia más, incluso después de un tiempo quedamos y nos conocimos. 
La cuestión es que ellos por motivos personales se retiraron del juego y me dejaron a cargo del gremio y demás, a los dos años, ya yo tenía muchos pjs 200 y mucho dinero, y ellos eran como 125 y con sets malísimos, y nunca me pidieron nada, pero se sintió agradable ayudarles a crecer en el juego, les expliqué con mucho amor los cambios del juego y demás, y hoy día son unos pro en el juego.
En pocas palabras, ellos sembraron sin esperar que la cosecha diera frutos, y tiempo después, se dieron cuenta que habían hecho un gran trabajo ayudando a gente por ahí, del común.
0 0
Resultado : 220

Anutrof me ha hecho vivir bastante para ver muchas cosas, pero una de mis incursiones fue la que me ha dejado bien marcado. Lo peor de todo es que no era nada raro, sino... inesperado.

Recuerdo haber sido un novato más en Astrub, mientras iba recorriendo las inmensas calles cercanas al abuelito ditocas, buscando miembros para un nuevo gremio que había hecho con amigos, un Zurcarat de colores nocturnos se aproximó a mi. Sin saber mucho cuales eran sus intensiones, este gatito me interrumpió en mi caminata, me dejó en mis manos un montón de objetos y se fue. Lo raro es que tenía la insignia de ser nuevo, pero los objetos que tenía me superaban mucho en nivel. Tenía apenas nivel 25, pero recibí una Llave de Cuentas, una Dora Borejo, un Calzoncillo de Wepuesto Wobotico y algo de Kamas por las molestias. Hasta el día de hoy no se si aquel gato lo hizo por resentimiento o bien, por que sintió lástima por mi, pero fue uno de los regalos más bonitos que alguien pudo hacerme. Hasta la fecha no sé que ha sido de ese gato, pero donde sea que esté, espero que todo haya salido bien. Aún espero devolverle el favor, pero de momento, he estado pensando en hacer lo mismo algún día, darle un gran levantamiento a novatos anclados en la ciudad de Astrub. Tan sólo espero encontrar el lugar adecuado...

0 0
Resultado : 25
Hace mucho tiempo un pequeño yopuka, con el nombre de gultarx, deseaba ser el más fuerte de todos, tanto así, que hasta trato de parecerse al semidiós gultar y escondió su verdadero nombre a todo el mundo, Un día, los sueños de este pequeño se estaban desvaneciendo al ver que era demasiado débil, tanto fue su dolor que decidió dejar las aventuras un tiempo y dedicarse a ver peleas, ahí fue cuando sus ojos brillaron de un gran resplandor, al ver los combates de algunos yopukas que había por la zona de astrub, sin dudarlo un segundo quiso participar y probar de lo que era capaz, se batió en combate contra un sacrogrito muy poderoso, cuanto más duraba la batalla el pequeño guerrero se quedaba sin aliento para continuar, mientras que su adversario seguía fresco como una lechuga, de un momento a otro este se abalanza sobre el y le da el golpe de gracia, que lo deja inconsciente.., al despertar se da cuenta que sigue siendo muy débil, lo cual lo pone aún más depresivo, y decide que es mejor irse y dejar todo atrás, aunque un yopuka de los cuales este admiraba tanto lo alcanzo a ver en su combate, se acerca, toca su hombro y le dice:

-          Ey parece que tuviste un duro combate hay, que te parece si me muestras que quisiste hacer hace un momento.

Gultarx sonríe de oreja a oreja y se deja llevar por el momento explicando cada intento de su plan fallido.

-          ¿Mmmm Que te parece si te enseño algunos trucos nuevos eh, Ah, perdón no te dije mi nombre, me llamo Wong y tú?

Ese día, ese momento, Gultarx se sintió simplemente feliz, no era fuerza lo que faltaba era a un amigo, que le enseñara como mejorar.
3 0
Resultado : 25

Como no queria pasarme de las 300 palabras lo deje hay, creo que no escribia algo tan bonito hace como 5 años xD, espero les haya gustado

0 0
Resultado : 1

Todo comenzó un lunes por la tarde, yo me uni a wakfu como de costumbre, mis manos estaban preparadas para un día de trabajo en los campos.

Despues de un gran esfuerzo mi campesino favorito subio al lvl 30 y decidí tomar zarpar en barco a Amakna donde se  encontraría mi nueva presa... las Zanahorias.

Para mi sorpresa los campos estaban llenos de vida y sobretodo GIRASOLES si... MUCHOS GIRASOLES y absolutamente ninguna zanahoria, en esos tiempos era principiante y no podía permitirme comprar semillas.

Fue entonces cuando ocurrió el milagro, un apuesto yopuka estaba plantando zanahorias, me acerque a explicarle mi situación, amablemente me ofrece intercambio para darme 48 semillas, la mitad de las que tiene.  Yo quedo anonadado y pienso ''Wow generoso generoso''.

El se quedo ahí haciendo lo suyo y yo me dirigí directo a plantar mi huerta, una vez terminada quería presentarsela, pero el ya no estaba ahí.

Nunca olvidare su hermoso gesto.

0 0
Resultado : -447
Y ASÍ FUE COMO  ENCONTRÉ UN AMIGO...


Disculpe Diosa Aniripsa, que éste Dios no pertenezca a su raza( que de por si no es de mi agrado ).
Hablo  del Selo Dilesi...del GRAN DILESI  . Gran  compañero, la mejor persona que he cruzado en el juego, merecedor de una raza exclusiva, sólo reservada a los grandes como èl ...él es el número 13 del mundo de los 12...Son ésas personas de corazón noble y desinteresado...del que jamás recibes un NO por respuesta, que dejan lo que estén haciendo en el juego para decirte "en que te ayudo" ...ésas personas que siempre te hacen sentir importante... "Los Dilesi" y yo tuve la suerte de cruzarme con uno.

El que ha cruzado a Dilesi... sabe de lo que hablo
Asi  que Diosa y por qué no a wakfu  ....MIL GRACIAS POR PERMITIRME ENCONTRAR UN AMIGO EN EL JUEGO . 
Un abrazo de una ocrita
P/D: quédate en casa, quiero volver a verte.
2 0
Resultado : 1

esta historia es de como hace mas o menos 2 años ,cuando yo aun no sabia bien las mecanicas del juego . yo me encontraba en astrub intentando completar la mazmo de los miaumiaus intentandolo una y otra vez sin exito ( por que como no sabia jugar las caracteristicas las reparti en todo) dos personas que notaron que reaparecia en el fenix e iba hacia la mazmo una y otra vez , me detuvieron preguntandome si necesitaba ayuda , yo les dije que si ,y ellos muy amablemente me acompañaron y pusieron la mazmo en stasis 50 y me ayudaron a pasarla , cuando la terminamos me dijeron que si necesitaba ayuda en algun otro momento les mandara mensajes privados , con ellos hice casi que todas las mazmos de astrub y al ver como yo iba progresando con el tiempo decidieron meterme en su gremio ( que en aquellos tiempos era pegaso) y formamos una muy buena amistad que continua hasta el dia de hoy , y yo por mi parte gracias a la ayuda que ellos me dieron decidi que haria lo mismo y desde entonces siempre que veo a alguien con problemas en una mision , mazmo o lo que sea yo lo ayudo a lograr su objetivo

0 0
Resultado : 24
Hola, buenos días que bonito es saludar y ser saludado!

Hijos del Dios Yopuka hoy vengo a contarles una anecdota que tuve a lo largo de mis años, esta aventura  se trata sobre mi maestro.

Mi maestro Ragas! ohhh sii recuerdo que era tan valiente y feroz como nuestro venerado dios Yopuka a pesar de ser un Ocra lo conocí cuando recien empezaba como un encarnado en el mundo de los doce.

Yo Luffysan estaba ahí como cualquier otro recien encarnado luchando contra jalatos y pios sin saber ni siquiera como empezar mi aventura, al encontrarlo y preguntarle como continuar con mi historia el me enseño todo lo que se hasta el día de hoy, como luchar, como trabajar fuertemente, siempre ayudando a los aventureros nuevos que necesiten ayuda y esten confundidos con su aventura en este mundo lleno de peligros.

Estoy seguro que este tipo era un descendiente del Dios ocra era tan sabío y tan inteligente que hasta el mismo conde kontraras temía de su existencia, siempre me explico que si quieres ayudar a alguien la mejor manera de hacerlo es explicandole como se hacen las cosas por si mismo, enseñandole a luchar de lo contrario los aventureros se acostumbrarian a que sus maestros aboguen por ellos y nunca serían fuertes, más que mi maestro fue mi primer amigo y mi colega de aventuras lo estimo mucho por enseñarme lo que se en esta gran aventura que aún no termina, ultimamente los aventureros son egoistas, nadie quiere tener aventuras con otros aventureros pudiendo hacer todo por ellos mismos. más allá de los regalos de los dioses esta es una historia para que cambiemos eso, chicos seamos solidarios con los demás trasemos aventuras con los demás aventureros, no vayamos a enfrentar los peligros solos. Despúes de todo las mejores aventuras son con tus amigos, se vuelven más divertidas. Eso fue lo que me enseño mi maestro, se preguntaran donde esta el... hasta el día de hoy hemos forjado una bonita amistad ya no continua con sus aventuras ya que consiguio una bella aniripsa con la que formo una familía y ahora tiene retoños en su casa y tiene que velar por ellos en la situación en la que nos encontramos todos.

Saludos att: Luffysan 
Pd: Si alguien, necesita ayuda, tiene dudas o simplemente quiere jugar ahí estaré para colaborar, hagamos que este juego que nos ha brindado tanta felicidad a muchos y diversión vuelva a la vida.


 
0 0
Resultado : -23

minando como siempre tratando de ganar algunas kamas, para que despues viniera otra persona a minar tambien, pero como yo tenia la opcion de bandido, me ataco pidiendo ayuda porque el uginak era nivel 200, se me acerco alguien del clan , un yopuka nivel 200 y comenzamos a atacar, me dijo que me encargara del perro porque el uginak se recuperaba mucha vida, solo de ver las resistencias del uginak me estaba asustando, pero el ataque de mi amigo era descomunal y ganamos gracias a que contuve a la mascota y no se pudo curar.

0 0
Resultado : -4

Hace unos cuantos años atrás, una pequeña Zurcarák llamada Agathac descubría como manejar sus habilidades, toda la relación entre pulgas y dados, era demasiado confusa para una pequeña seguidora del Dios Zurcarák y pues esta Zurcarák era yo. Nuestra historia inicia en la feria de trool, donde por estos días se celebraba la Nawidad, y entonces llegó sobre su jalató de guerra, como si pudiera derrotar al mismísimo Ogrest con solo una garra o un lengüetazo, la Zurcarák más fuerte que alguna vez mis ojos hubieran visto, y entró en un duelo amistoso contra un Yopuka, observé su batalla, que fue épica; aunque el Yopuka dió todo de si mismo, no pudo derrotar a esta guerrera; luego de esta batalla, me acerqué algo tímida de si tal guerrera, podría ayudar a una pequeña Zurcarák, y siendo muy sincera, pensé que  sería ignorada, pero para sorpresa mía, aquella guerrera sin dudar dos veces, formó un grupo conmigo y me llevó a Reino Sadida, me explicó cómo llevar una mejor relación con el Dios Zurcarák y como la suerte de esta pequeña Zurcarák cambiaría para  siempre, me agregó a su lista de amigos, y siempre desde ese día me ayudó a crecer como guerrera.  Hoy ya entiendo más como las pulgas no son tan malas para los fieles amigos de los miaumiau. Ya hace un buen tiempo que no la vuelvo a ver, supongo que ella sigue luchando contra Ogrest y sus aliados, pero aprovecho este espacio, para agradecerle, porque hoy soy la Zurcarák que soy, gracias a ella; y espero que algún día la pueda volver a ver para mostrarle todo lo que he crecido.

0 0
Resultado : 16
Daba mis primeros pasos por el mundo de los doce, apenas encarnada
todo a mi alrededor era nuevo: Astrub, la ciudad de los miaumiau y de las larvas.
Empecé a buscar algún oficio, porque doble experiencia daban
y había oído lo difícil de levear que estaban.


Decidí ser pescadora: pero peces empanados no encontraba,
decidí ser panadera: pero harina me faltaba.
"Saldré a buscar trigo" dijo mi héroe entusiasmada,
sin saber que en el camino: trigo es lo que más escaseaba.

Me paré junto a un campo, esperando cosechar semillas
pero ya tenía dueño y solo coseché una rencilla.
Recorrí de Astrub los campos, y el nivel no me alcanzaba
porque lo que pasaba en ese camino: es que el maldito trigo no se hallaba.

Le pedí a alguien que me vendiera: ya estaba desesperada
porque en el mercadillo no había de esas semillas que tanto anhelaba.
Los otros héroes me ignoraron, me sentí muy sola y agobiada
estaba ya abandonando ese camino: sin trigo no podía hacer nada.

Entonces fue cuando leí un mensaje que en el canal local sonaba:
"al lado del discípulo de Otomai hay trigo sin dueño" ¡Justo lo que buscaba!
me acerque a toda velocidad mientras mi salvador recolectaba
estaba de nuevo en el camino: el trigo y los campos me aguardaban.

Llegué hasta el héroe que ya en el campo me esperaba,
pensé que juntaba para él pero me dio para que plantara.
Al final obtuve las semillas, el trigo, la harina y la esperanza
ahora soy una Sadida campesina, los girasoles me esperan en algunas plantadas
y todo es gracias a ese héroe que salvó el oficio de esta pobre encarnada.
1 0
Resultado : 11
- UNA GRAN AMIGA -Querida aniripsa.
esta es la historia de un sram solitario que se volvio solidario.
Fue una tarde de verano cuando  comencé a jugar, yo era un sram solitario que subía de level despacio en tainela, los días pasaban y yo aprendía cada vez más hasta que me encontré con un gran obstáculo, las mazmorras para un sram de level 17 e inexperto  era complicado, me daba mucho miedo pedir ayuda y que nadie quiera ayudarme por eso que seguí leveleando hasta que conocí a una yopuka muy alegre y con mucha más experiencia que yo, se llamaba rubbyl y de la mano de ella pude subir de level, hablábamos todo los días y me enseño sobre las naciones, conoci a sus amigos que después fueron muy grandes amigos mios hasta que un día ya no se conectó más a wakfu también los amigos que  jugaban con nosotros  elbor se sentía vacío y pues yo seguí leveleando solo hasta que  la supere de level con el pasar de los meses, desde entonces decidí ayudar a toda la gente nueva la cual conocía y me contaba todas las cosas que vivian en wakfu. Les ayudo y explico cómo funciona el juego y siempre me agradecen al final del día. 
0 0
Resultado : 1

Hola, yo soy Invocaster, un osamodas nivel 83 (creo que era en ese entonces) y estaba subiendo de nivel en los alrededores del Convento del Santo Tocón.
Un día, como cualquier otro, estaba buscando un grupo de enemigos, con mi hermano, para poder matar, sin embargo, una simpática yopuka, se ofreció a ayudarnos a subir de nivel, y así, comenzamos a hacer el Sliptorium. Aquella yopuka estaba acompañada por una aniripsa y una sacrogrita. Hicimos la mazmorra, unas cuantas veces, sin embargo, nos ofrecieron una mejor idea, nos invitaron a conocer a los Susurradores.Para ese entonces, yo los desconocía por completo así que cometí varias veces, el error de atacar a los Susurradores de infantería de frente en cuerpo a cuerpo, asegurándome así un suicidio, sin embargo, la Yopuka, conseguía eliminarlos rápido; tras pasar una semana, aproximadamente, acompañándolas, élla decidió invitarme a su gremio, lo cual me emocionó muchísimo, puesto que ellas eran agradables, por lo general la yopuka y la sacrogrita se me burlaban, pero la aniripsa siempre se compadecía de mi.Sin embargo, yo dejé de jugar un tiempo, y para cuando volví al juego… No las volví a ver.Escribo esta carta a Aniripsa, por si aquéllas jugadoras ven el mensaje, quiero que sepan que les estoy muuuuuy agradecido, y que me gustaría volver a hablar con ellas. uwu

0 0
Resultado : 1

Mi historia ocurrió a mediados de enero de este mismo año, en ese momento mi nivel aún era 80, yo era un hipermago aún muy poco experimentado por lo que mi daño era mínimo y no podía ayudar mucho en los enfrentamientos contra los mob, me encontraba en isla de los mojes enfrentando a solo un mob por enfrentamiento en los cuales me demoraba 10 minutos, fue en ese momento que una selatrop que me estaba viendo ya un rato me pregunto si quería ayuda, yo acepte gustoso porque realmente era muy difícil hacerlo solo, ella al ver que aún era muy poco experimentado en el juego me dio algunos consejos de cómo usar a mi personaje, aunque ella me dijo que no sabía mucho debido a que esa no era su raza y por ende tal vez no era del todo correcto lo que me decía, aun así le agradecí y en los enfrentamientos que tuvimos contra los mob fui aplicando los consejos que ella me dio, logrando así aumentar el daño que realizaba.Después de subir 3 niveles, ella me sugirió hacer la mazmorra, yo acepte, aunque le advertí que probablemente cometería errores, ella dijo que no había problema por lo cual procedimos a entrar a la mazmorra, llegamos al boss (la cual era la monja) después de unas media hora en las cuales ella me salvo más de unas vez, al empezar la batalla contra al boss ella me advirtió de no terminar mi turno enfrente del boss ya que este podría reducir drásticamente mi vida con un ataque, yo olvide esto, lo  cual termino reduciendo mi vida a cero, ella lejos de molestarme se tomó la molestia de revivirme, terminamos poco después, le di las gracias y nos separamos.

0 0
Resultado : 18
Mi historia inicia a comienzos del 2013, termine la serie de wakfu y mi sorpresa de ver q existia un juego de la serie de wakfu al descargalo entre en el server internacional Remintong, al entrar por primera vez y ver el mundo de los 12 fue maravilloso me encanto el juego pero no sabia q era lo q tenia q hacer en el juego. Todos hablaban ingles,frances y portugues para mi fue dificil comunicarme ya que lo unico q sabia era español, al terminar una mazmorra de amakna una persona me mando un hola, que tal. Me sorprendi conseguir a alguien q sabia español el era un ocra de level 175 el me enseño sobre las misiones de historia sobre como se debe leveliar como se usan los pj y cada una de las mecanicas de wakfu, el fue quien me enseño a apreciar mas el juego por fin disfrutaba el juego como era debido el me dio gremio se llamaba Nexo hispano pude conocer amigos mas gente con quien jugar la verdad no se si fue suerte o el hilo de wakfu q me hizo conocer a tal amigo pero desde esos dias nunca he podido dejar de jugar wakfu aunq el ya no se conecte tan seguido lo q el me enseño lo he tomado en practica y he ayudado a otros q comienzan el juego a tener una guia algo de como comenzar y dar un paso adelante en el mundo de los 12, es un gusto seguir jugando este maravilloso juego, nya.
0 0
Resultado : 1

Cuando recién empecé en Wakfu, eh de decir, no sabía que me iba a topar, pues era un juego donde no sabría que podría encontrarme. Siempre creí que me encontraría con algo idéntico a Dofus, y la verdad es que este juego siempre me ha sorprendido en muchas ocasiones. Pero algo claro es que mi visión de los jugadores aun no era la más clara, pues podía esperar que fueran tan malos como los de Dofus, que eh de decir que por suerte, me equivoque.

Cuando estaba empezando, se me invito al gremio de nombre “Los caballeros del Zodiaco”. No recuerdo quien me invito, pero sin duda estar en dicho gremio fue una gran experiencia, pues cuando empecé, los miembros de mayor rango me ayudaban cuando podían. Si bien la ayuda en subir de nivel fue magnifica, fue lo menos que hicieron, pues lo más increíble que se hizo por mi, gracias al jefe del gremio “Nexira” fue ayudarme a aprender del juego y de mi personaje para saber como usarlo. Incluso me enseño el oficio de minero y como con este podía fabricar kamas, y todo lo antes mencionado a sido de gran ayuda en mi experiencia de juego, pues si no se me hubiera echado una mano, no estaría ahora donde estoy en el juego, y tanta amabilidad de parte de dicho gremio no solo a sido motivo de que me sienta bastante agradecida con toda esa gente, si no que eh decidido devolverles el favor como sea posible si es que puedo colaborar reclutando gente para el gremio, a quienes yo suelo ser quien les guia en su camino por el juego como ellos hicieron conmigo, a parte de aportar puntos de gremio, claro.

Esa es mi historia persona y mi experiencia en este gran juego.

0 0
Resultado : -12
Preludio de fraternidad

Como ases de Zurcarak, aquella noche hipnotizaba mi suerte, como la marea de Sufokia a la luna peluda, y esta avivaba el canto de los milubos. Allí en medio de toda esa magia de Xelor, encontré mi tiempo junto a la más hermosa Sram. ¡Por los dioses! cuan hermosa era.

Pretendíamos que no estábamos solos en la desolada noche, en medio de los jardines reales de Sadida, hacia tiempo que no tenía el valor de hablar con alguien, pues era un completo Bwork para expresarme, sin embargo, el primer tacto lo hizo ella, se acercó a mí y rompió el silencio. Con sutileza me pidió acompañarla a una aventura. Sentí tanta emoción que me quedé estupefacto, como cuando un avaro Anutrof encuentra un kama. Por supuesto que respondí que sí, después de todo, estar en el mundo de los doce hace que encuentres personas increíbles.

Aquella noche fue la mas memorable de todas, pues en cada aventura y batalla, el silencio se disolvió en alegrías, mi sangre se avivo más aun, pues mis suplicas a Aniripsa empaparan mis brazos para acoger aquella compañía con gentileza y protección, porque sin darnos cuenta, tal chispa alentó a más jugadores a que se unieran a nuestra aventura disparatada, y por increíble que parezca, la marcha del tiempo en esas horas hizo que muchos héroes compartieran historias con nosotros, momentos, aventuras de su día, que con la precisión de un Ocra, hacían que sus hechizos se quedasen y desaparecieran los malos ratos que la vida real ofrece a algunos.

Allí entre todas esas charlas y risas me di cuenta que habíamos hecho mas que jugar y descubrir aventuras, habíamos escuchado a cada jugador, al punto de sentirnos en familia, porque Wakfu es eso, unidad y solidaridad de la que estoy agradecido.
0 -1