Acceder a la página www.wakfu.com

No flash

Desarrollo del personaje

La progresión de tu personaje


Uno de los objetivos del juego es hacer progresar a tu personaje, no solo encontrando su sitio en el mundo de WAKFU, sino también mejorando sus características y competencias en combate.

Evolución del nivel del personaje

Cada vez que mates una criatura, ganarás experiencia (también llamada «XP»). Gracias a esta experiencia conseguida en combate, tu personaje subirá de nivel y, con cada nivel, obtendrás 5 puntos para aumentar sus características y 5 puntos para aumentar sus especialidades de clase.

Ganar el máximo de XP

¡Atención! Debes saber que si permaneces pasivo en combate ¡no ganarás ningún punto de XP! ¡Los cobardes no llegarán a héroes! Obligatoriamente tendrás que participar de forma activa para poder aprender algo de las siguientes acciones: lanzar un hechizo, herir a un enemigo o curar a un aliado son algunas de las artimañas que te permitirán progresar. También es importante que el nivel del grupo contra el que combates sea equivalente al tuyo: ¡los monstruos demasiado débiles o demasiado fuertes te darán muy poca o ninguna XP!

Evolución de características


En WAKFU, cada personaje tiene una serie de características, rasgos particulares que le definen. ¡Mejorar ciertas características en detrimento de otras es una verdadera elección estratégica!
Puedes encontrar características comunes a todas las clases:


  • Puntos de Vida (PdV): definen el aguante del personaje.
  • Puntos de Acción (PA): sirven para lanzar hechizos.
  • Puntos de Wakfu (PW): se usan para lanzar hechizos particularmente potentes.
  • Puntos de Movimiento (PM): sirven para desplazar al personaje durante los combates.
  • Placaje: es la capacidad de interrumpir el turno de un enemigo en el cuerpo a cuerpo.
  • Esquiva : determina la capacidad de tu personaje para alejarse de un adversario con el que se encuentra en cuerpo a cuerpo sin que este pueda interrumpir tu turno.
  • Pateamiento: determina los daños causados en los ataques por la espalda a los enemigos.
  • Golpes Críticos: definen la posibilidad de conseguir lanzar perfectamente un hechizo y aplicar su efecto al máximo.
  • Fallos Críticos: definen la posibilidad de fallar estrepitosamente al lanzar un hechizo y aplicar su efecto al mínimo.
  • La Prospección: Determina la probabilidad de recuperar tesoros y objetos al derrotar a monstruos en combate.
  • La Instrucción Militar: Sirve para disminuir el nivel necesario para equipar los objetos.
  • La Sabiduría: Aumenta la cantidad de puntos de experiencia (XP) que ganas con cada combate.

Pero también existen características propias de ciertas clases, como por ejemplo:

  • Daños Mecánicos: determinan la potencia de las trampas que pone el personaje.

Todas estas características se pueden aumentar gracias a los 5 Puntos de Aptitud que ganarás con cada nivel o gracias al equipo. ¿Y tú? ¿Te especializarás solo en algunas características o prefieres la polivalencia para hacer frente a todas las situaciones?

Hechizos y especialidades de clase

Hechizos elementales

Cada clase dispone de quince hechizos elementales, repartidos en tres de los cuatro elementos existentes: agua, aire, fuego y tierra. Comenzarás la aventura con solo tres hechizos a tu disposición, uno de cada elemento.

Como dice el refrán: «la práctica hace al maestro». O lo que es lo mismo: cuanto más utilices un hechizo elemental, más experiencia ganará y más potente será, hasta llegar al nivel 100.
Pero además de aumentar su poder, el uso repetido de un hechizo permite desbloquear los demás hechizos de la misma rama elemental. De este modo, podrás construir al personaje que quieras, eligiendo sus hechizos. Todos se pueden desbloquear, pero tú puedes elegir optimizar una única rama o decantarte por la polivalencia. No hay un camino trazado, ¡eres tú quien decide! En resumen, cuanto más te especialices en una rama, harás más daños con sus hechizos y tendrás más resistencia a ese elemento.

Especialidades de clase


Cada clase del Mundo de los Doce dispone de diez especialidades que le son propias. Dos de ellas están presentes cuando se crea el personaje, las demás se desbloquearán al ganar los primeros niveles.
Podemos distinguir dos tipos: las especialidades activas, que se lanzan en combate como se hace con los hechizos, y las especialidades pasivas, que no se utilizan directamente pero que dan al personaje un bonus permanente (aumento de los daños, mejora del alcance…).
Con cada nivel que gane tu personaje, conseguirás 5 puntos para mejorar sus especialidades. Reflexiona antes de gastarlos: no podrás aumentar todas las características al nivel máximo, ¡así que tendrás que elegir!

Posibilidades Infinitas

¡Créate un héroe único!

El perfeccionamiento de los diferentes talentos de tu personaje, por un lado, no lo limita a un solo dominio y, por otro, se puede hacer de varias formas. En WAKFU, tendrás en tus manos todas las herramientas para crear un personaje único, diferente a los demás.
Por ejemplo, a continuación te mostramos dos maneras, entre las decenas que hay, de evolucionar un personaje zurcarák, y que son ¡muy diferentes!:


Zurcarák Golpes Críticos:
Al mejorar los hechizos de la rama de aire, como por ejemplo, Zarpazo y Dentellada de Zurcarák, combinados con los hechizos de la rama de agua (Pulga Arcito, Vampulgas y Mi Pulguita), tu personaje verá como sus posibilidades de hacer Golpes Críticos aumentan, lo que maximiza los daños que causa.


Zurcarák Pulgas:
Al mejorar todos los hechizos de la rama de agua y los hechizos de apoyo como Pulguería, Gato Sarnoso o incluso ¡Zarpas Quietas!, tu personaje se especializará en la recuperación de Puntos de Vida, para poder permanecer más tiempo en el campo de batalla y encajar mejor los golpes de los enemigos.

Lo más difícil será hacer las elecciones adecuadas para convertirte en un auténtico héroe. ¡No dudes en pasarte por el foro de clase para debatir con otros jugadores la mejor manera de crear tu propio héroe!

Subir